•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En un período no mayor a tres meses, la Empresa Portuaria Nacional, EPN, pretende tener lista una embarcación que formará parte de su primera línea naviera de bandera nicaragüense, informó el presidente de dicha institución, Virgilio Silva, durante una gira por el municipio de San Jorge, Rivas.

Exportadores tradicionales consideraron que materializar esta idea sería un gran logro para el país, ya que ahorraría “tiempo y costo” a los usuarios de este servicio.

Carne de ganado bovino, ganado en pie, leche y quesos, tabaco y café, son algunos de los productos que Nicaragua exporta hacia el mercado venezolano y que podrían salir por esta nueva línea naviera.

El funcionario de la EPN agregó que la embarcación tendrá capacidad para transportar 3,500 toneladas y servirá para exportar e importar productos entre Nicaragua y los países miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, Alba.

Silva manifestó que actualmente la embarcación está en reparación y que el trabajo se hace con fondos propios de la EPN por un monto de 1.5 millones de dólares.

El presidente ejecutivo de la EPN señaló que las obras de reparación del buque se hacen en tiempo récord para inaugurarlo en el tiempo previsto y luego surcar las aguas del Mar Caribe, “para sacar y traer los productos de exportación e importación entre Nicaragua, Venezuela, Cuba y otros países miembros del Alba”.

Exportadores ven ventajas

Aunque los exportadores del país tienen poca información al respecto, consideran positiva la noticia, para mejorar la entrada y salida de mercancías.

Diego Vargas, de la Comisión Nacional de Raíces y Tubérculos, de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua, dijo que el hecho de que el Estado, a través de la EPN, tenga su propia línea naviera, ayudará a optimizar costos.

“Es la primera noticia que tengo, pero cuando hay ahorros en los costos directos del producto a exportar, claro que hay ahorro. Eso tendría algún beneficio directo en el costo del transporte, que sería más barato”, dijo brevemente Vargas.

Por su parte el presidente de la misma asociación, Roberto Argüello, señaló que al país le hace falta una línea naviera, lo que actualmente es una limitante para dinamizar el comercio marítimo de las exportaciones e importaciones con Venezuela, por ejemplo.

“Ahorraría costos y tiempo, porque los barcos que tocan puerto nicaragüense tardan una semana más en llegar a puerto venezolano; es más costoso y más tiempo. Sería una oportunidad para el comercio y permitiría aumentar las exportaciones. Sería de mucho beneficio”, comentó Argüello.

Agregó que quizá en un futuro esa línea naviera de la EPN le sirva a él, pues actualmente solo tiene relaciones comerciales con Puerto Rico y Estados Unidos.

El año pasado, cuando el presidente ejecutivo de la EPN dio a conocer los primeros detalles de la nueva naviera, aseguró que un año después de poner en operación el primer barco, se pondrá a funcionar un segundo navío.

Dinero quedará en manos nicas

René Blandón, presidente de la Comisión Nacional Ganadera de Nicaragua, Conagan, consideró que este proyecto, aunque no cree que sea sinónimo de ahorrar costos, espera que llegue a materializarse, pero habría que contar con un buen número de contenedores para optimizar el trabajo de la línea naviera.

“La ventaja es que el dinero quedará en empresas nicaragüenses y es una más de las empresas del Alba, posiblemente. A lo mejor cobran más barato”, manifestó Blandón.

No obstante, el presidente de Conagan señaló que para las exportaciones de carne hacia Venezuela, la misma empresa Alba Alimentos de Nicaragua S.A., Albalinisa, se encarga de poner los contenedores “en la puerta de las plantas”, por lo que ellos solamente colaboran en asuntos de logística.

El presidente de la Federación de Asociaciones Ganaderas de Nicaragua, Faganic, Solón Guerrero, dijo desconocer la información sobre la nueva naviera, pero señaló que primero se debe conocer la forma de operación, para valorar si esta línea de barcos tendrá o no ventajas.

En el pasado Nicaragua tuvo una naviera de bandera nacional, la Mamenic Line, que era propiedad de la familia Somoza. Después del triunfo de la Revolución pasó a ser la Naviera Nicaragüense, y fue declarada en quiebra tras la derrota electoral del primer gobierno de Ortega.