•   Miami, Florida, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Tomado de El Nuevo Herald Miami

César Altamirano, un nicaragüense que ganó 1,000 dólares a la semana por el resto de su vida, no acostumbraba a comprar raspaditas (lotería instantánea). “Tampoco tomaba café, nosotros le enseñamos”, declaró su amigo Orosmán Placeres.

Altamirano, de 34 años y residente de Miami, declinó ser entrevistado por El Nuevo Herald. Sin embargo, sus amigos pintaron una buena imagen de él.

Los hombres, que se encontraban comprando raspaditas el martes al mediodía en la licorería Coral Park, donde Altamirano había ganado su premio de lotería la semana pasada, dijeron que es “un tipo muy bien llevado con nosotros, muy tranquilo”.

Altamirano lleva aproximadamente seis meses trabajando en el mantenimiento de un complejo de apartamentos en la Calle 8 del suroeste.

Ahí conoció a Placeres y a Manuel Cruz, asiduos compradores de la raspadita “Lucky US$1,000 a Week for Life”. Según la Lotería de Florida, uno de cada cuatro de estas raspaditas tiene un premio.

Altamirano no jugaba y tampoco solía divertirse mucho, hasta que conoció a Cruz y Placeres, indicaron los amigos. Los tres caminaban diario a la hora del almuerzo hasta Coral Park. El miércoles 11, Altamirano y sus amigos llegaron allí alrededor de la 1:00 pm. Altamirano compró una raspadita de dos dólares, y la raspó inmediatamente.

De la mano con la suerte

Jugó dos pesos y ganó 10 dólares”, explicó Larry Suárez, dueño de Coral Park Liquors. “Jugó otra vez, y ganó 20 dólares”.

Suárez exclamó en ese momento que Altamirano tenía mucha suerte. Altamirano compró otras dos raspaditas. La cuarta le dio la sorpresa de su vida: 1,000 dólares a la semana por el resto de sus días. “Estaba bailando en una sola pata”, recordó Cruz.

Altamirano decidió cobrar su premio en pagos trimestrales, informaron las autoridades. Recibirá 13,000 dólares cuatro veces al año por el resto de sus días. Este fin de semana recibió un cheque por sus primeros 1,000 dólares, en Tallahassee.

Altamirano no se ha presentado a trabajar en estos días, pero aseguró que regresará a su empleo el lunes de la próxima semana, dijeron sus amigos. “Ya veremos”, señaló Placeres.