• Denver, Colorado, Estados Unidos |
  • |
  • |
  • AFP

Al menos 12 personas murieron y 59 resultaron heridas este viernes en un tiroteo durante el estreno del último filme de Batman, en un cine de Colorado --centro de Estados Unidos--, lo que provocó la suspensión de la campaña electoral y un decreto de seis días de duelo.

El ataque comenzó en medio de una escena de acción del último capítulo de la saga de Batman, “The dark knight rises”, lo que generó gran confusión entre los espectadores, seguida de un caos general, describieron testigos a la prensa de Aurora, un suburbio de Denver, donde ocurrió la matanza.

“Durante un momento continuamos mirando la película”, afirmó un asistente a la cadena ABC. Cuando se percibió que se trataba de un ataque, “todo el mundo entró en pánico”.

En la sala del cine Century 16 se escuchó “un silbido, luego apareció una suerte de gas y el tirador abrió fuego”, afirmó Dan Oates, jefe de la Policía de Aurora.

La Policía revisó el balance de víctimas e informó que al menos 12 personas fallecieron y 59 resultaron heridas, muchas de las cuales se encontraban en estado grave.

Muchos heridos de gravedad

El sospechoso fue detenido en el estacionamiento del cine, sin oponer resistencia, y Oates confirmó que llevaba una máscara de gas y equipo antibalas.

Las autoridades informaron que el atacante fue identificado como James Holmes, de 24 años, originario de Aurora. Según la Casa Blanca, el sujeto no tendría nexos con células terroristas.

Oates añadió que no tenía antecedentes penales, solo una multa por conducir a exceso de velocidad.

La Policía allanó el apartamento del atacante, donde encontró un sistema de explosivos “muy sofisticado”, equipado con “elementos inflamables o explosivos”.

En el automóvil del sospechoso, estacionado detrás del cine, fueron encontradas tres armas, mientras que una cuarta fue localizada en la sala del cine donde ocurrió la matanza.

El detenido advirtió a la Policía de la presencia de los explosivos en su casa, por lo que el complejo de apartamentos fue evacuado.

Balas de verdad

“Pensé que eran fuegos artificiales. Luego hubo humo, y escuché ‘bam, bam, bam’. El tirador no tuvo que detenerse para recargar. Los tiros simplemente salían, salían, salían”, aseguró otro testigo, Chris Jones, al canal local Kmgh-TV.

“Las personas comenzaron a caer. Estábamos tendidos en el piso intentando no ser baleados”, continuó.

Las personas corrieron entonces hacia la salida del cine, mientras se escuchaban los tiros, cuando la Policía ingresó al lugar gritando “al suelo”, aseguró otro testigo, Benjamín Fernández, de 30 años, citado por el periódico Denver Post.

El esperado estreno de la última película del superhéroe llevó a que muchos fanáticos --principalmente adolescentes y jóvenes adultos-- asistieran disfrazados, lo que habría permitido al atacante pasar desapercibido.

Varias salas de cine en Estados Unidos habían organizado sesiones especiales en la medianoche de ayer viernes para la presentación de “The dark knight rises”, uno de los estrenos más esperados de la temporada.

El estudio Warner Brothers, compañía productora del filme, se dijo “profundamente” triste por el incidente, en un comunicado.

El preestreno de la película que debía celebrarse la noche de este viernes en un cine de los Campos Elíseos de París --y al que debían asistir los protagonistas de la cinta: Christian Bale, Anne Hathaway, Morgan Freeman y Marion Cotillard-- fue suspendido.

Campaña electoral suspendida

La masacre motivó que el presidente Barack Obama y su rival republicano Mitt Romney, suspendieran sus campañas electorales en Florida y New Hampshire, respectivamente.

Obama, que se dijo “estupefacto” por el tiroteo, al que calificó de violencia “sin sentido”, regresó a Washington, donde debía analizar la matanza con su vicepresidente Joe Biden, el director del FBI, Robert Muller, y sus consejeros más cercanos. Antes de abandonar Florida llamó a los estadounidenses a la unión y el recogimiento.

El mandatario también decretó seis días de duelo oficial en memoria de las víctimas, por lo que la bandera estadounidense ondeará a media asta en todos los edificios públicos, misiones diplomáticas, bases y buques militares.

“Nuestros corazones están rotos por la tristeza de esta tragedia indescriptible”, dijo Romney. “Demostraremos a nuestros conciudadanos el buen corazón de Estados Unidos que conocemos y amamos”.

Aurora es una ciudad cercana al instituto de Columbine, donde en 1999 se produjo una matanza en la que dos estudiantes abrieron fuego dejando 13 muertos y 24 heridos.

Este nuevo tiroteo relanzó el debate sobre el control de las armas en Estados Unidos, por lo que el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, exigió a Obama y a su rival para las elecciones de noviembre, Mitt Romney, una rápida respuesta al problema.