• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Primero las calles eran ríos de aguas residuales y pluviales, las familias del barrio Ayapal en el Distrito III de la capital tenían que ser evacuadas porque, además, la poca capacidad del embalse de la zona provocaba una situación desastrosa, pero ahora la calle central cuenta con revestimiento de concreto hidráulico.

Sin embargo, hay zonas donde el agua pluvial nuevamente se ha estancado, provocando la zozobra de los vecinos.

Hace poco más de una semana, Daysi Torres, alcaldesa y actual candidata a la silla edilicia por el partido de gobierno, inauguró un proyecto de 500 metros lineales de calle en concreto hidráulico en este barrio.

El proyecto tuvo un costo de cinco millones de córdobas, el punto priorizado para los trabajos fue la calle del embalse y los fondos estuvieron disponibles porque en la aprobación del Plan de Inversión Anual, PIA, de este año, se decidió cancelar la segunda parte del proyecto del Paseo Las Victorias, para “remediar” estos puntos críticos.

Al igual que el barrio “Juan Emilio Menocal”, el Ayapal está incluido como uno de los puntos más críticos a nivel de la capital, por el embalse que rebasa su capacidad cada vez que llueve.

Drenaje insuficiente
El director del Instituto Nicaragüense del Cemento y el Concreto, Incyc, Andrés Lee, ha insistido en que el concreto en una ciudad como Managua cumple un papel fundamental porque ayuda a que las aguas se encausen naturalmente por la calle revestida, sin causar ningún tipo de afectaciones a las viviendas.

Sin embargo, en Ayapal, que cuenta con un sistema de drenaje insuficiente ya que los manjoles se obstruyen por la poca capacidad que tienen, ahora las aguas se han ido acumulando en una parte de la calle.

Juan Meza fue uno de los pobladores que durante tiempo pidió a las autoridades que llegaran a reparar no solo los manjoles sino el embalse, porque sus cosas flotan cada vez que llueve, ahora solo esperan que la nueva calle pase la prueba de fuego con las próximas lluvias fuertes de la temporada de invierno.

La zona del barrio más afectada es la que se encuentra cercana al embalse, la calle principal, sirve de canal para las aguas que bajan desde el sector de Nejapa y de otros sectores de Carretera Sur.