•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El polvo el lodo y el paso de los vehículos hacen que los pobladores de la carretera a Sabana Grande y el barrio Laureles Norte vivan una tortura, después que ha quedado en completo abandono un proyecto de calle.

“La idea era esperar que terminen la construcción de un puente y abrir un cauce para terminar la calle, pero ese proyecto no lo acabarán hasta dentro de 12 meses, lo cual dudo, porque solo a ellos se les ocurre construir un cauce en invierno, y a los pobladores no nos queda de otra que seguir aguantando este infierno”, explica Juan López, vecino del lugar.

Un ingeniero constructor de la obra explicó que la construcción del puente ha tardado debido a las lluvias, porque la tierra no está sólida y tienen que estar llevando de otro lado. “se nos han derribados varias paredes, lo que está atrasando el proyecto”, sostuvo Luis Colorado Martínez, de la contractura Meco S.A.

En la entrada del barrio Laureles Norte se viven peores condiciones, debido a que dicho proyecto tiene el barrio dividido en dos ante la falta del puente. Roberto Cuaresma, un vecino, dijo que no halla la hora que concluyan los trabajos.

“Yo me he visto perjudicada porque esta carretera la comenzaron a construir desde 2010, y lo que han hecho es echar material selecto, y el polvo que se levanta cuando pasan los carros es nocivo”, dijo Isabel Ruiz, pobladora.

Por su parte, el ingeniero Germán Alvarado, residente de la obra, explicó que la carretera no se concluye porque se tiene que esperar la construcción total del puente para poder meter las tuberías.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus