•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Alrededor de 200 comerciantes que tienen sus tramos o ventas ambulantes desde hace varios años en los alrededores del Complejo Judicial de Nejapa están “con el Credo en la boca”, porque en las próximas semanas los Juzgados se trasladarán a un nuevo edificio en el centro histórico de Managua.

Ante la inminente partida de los tribunales a su nuevo local, que podría significar la pérdida de lo que ha sido su centro de ventas durante casi 30 años, los comerciantes han creado un comité que realiza diversas acciones, con el propósito de logar un espacio lo más cerca posible del nuevo Complejo Judicial.

Deyanira Rocha, dirigente de los comerciantes, dijo que la semana pasada se entrevistaron con la alcaldesa de Managua, Daysi Torres, para solicitarle que les permitan ubicarse en el bulevar que está frente al nuevo edificio.

“La alcaldesa nos dijo que a ellos --Alcaldía de Managua-- no les pertenece el área cercana al Complejo Judicial, porque eso es del Poder Judicial, pero el magistrado Rodríguez --Gerardo-- dijo que tampoco esa área --bulevar-- le corresponde al Poder Judicial, por eso los comerciantes sentimos que nos están ‘boleando’, se quejó Rocha.

Sin embargo, la Ley de Municipios y distintas ordenanzas municipales establecen que la utilización de los espacios públicos --áreas verdes-- como el bulevar que está frente al nuevo Complejo Judicial, la decide la Dirección de Urbanismo de la comuna.

Una voz de esperanza

Roberto Larios, vocero de la Corte Suprema de Justicia, CSJ, dijo que el Poder Judicial está gestionando ante las autoridades de la comuna para que a través de la Alcaldía de Managua se encuentre una solución a los comerciantes que tienen sus negocios en los alrededores del Complejo Judicial de Nejapa.

“Nosotros --Corte Suprema-- respetamos el derecho constitucional al trabajo que tienen todas las personas que se ganan la vida con sus negocios en los alrededores del Complejo Judicial, y tampoco les vamos a dar la espalda”, aseguró Larios.

El portavoz judicial señaló que a los juzgados capitalinos acuden a diario de 3,000 a 5,000 personas que requieren de servicios que el Poder Judicial no puede brindarles, “porque no es esa su función”, pero que sí brindan los comerciantes: ventas de bebidas, de alimentos, llamadas telefónicas, fotocopias y hasta servicios legales.

“Por eso creemos que la Alcaldía debe tomar en cuenta esa situación en conjunto con nosotros”, agregó Larios, revelando que, en un primer contacto, las autoridades de la comuna le manifestaron que les presentarían una propuesta para reubicar a los comerciantes.

El edificio que aún alberga los Juzgados capitalinos fue un pequeño centro comercial donde hasta había dos salas de cine en la década de los 70.