•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El vicepresidente de la República, Jaime Morales Carazo, aseguró que el presidente del Banco Central y el titular del Ministerio de Hacienda son los que deben llevar las cifras concretas de la cooperación venezolana y no necesariamente el presidente de la República.

La reacción del "Número 2" del Ejecutivo, se produjo después que los periodistas lo consultaron sobre la información de la cooperación venezolana de la cual una parte (cifras globales) fueron puestas en la página web del Banco Central.

Morales Carazo se pronunció porque los responsables de ambas instituciones gubernamentales pongan las cifras concretas de las operaciones comerciales con Venezuela.

 "Si el Banco Central dio esas cifras -en su página web- y llevan rigurosamente el control de las mismas, pues lógicamente las deben de proporcionar, porque por un lado nos dicen si son o no parte de la deuda externa, otra parte que es donación.
Son las dos entidades las que deberían llevar el control riguroso de las mismas", añadió el vice mandatario.

 Sobre aniversario del Ejército
Al ser consultado sobre este nuevo aniversario del Ejército de Nicaragua, Morales Carazo, precisó que las fuerzas armadas es una de las instituciones que ha venido profundizando su profesionalidad y manteniéndose al margen de los avateres
políticos.

Además el Ejército ha de involucrarse en ayudar a la población en casos de calamidades,"esto le ha generado una gran simpatía en la ciudadanía lo que es algo excepcional y ejemplar".

Sobre el ambiente pre-electoral y especialmente sobre la observación extranjera, el vice mandatario dijo que no es un amigo de ese concepto de que vengan extranjeros a hacer de jueces y puso como ejemplo el caso de los mexicanos donde él hasta ha participado en tres procesos electorales como invitado observador.

Dijo que en México esos invitados no tienen ni voz ni voto, ni opiniones, se limita a ver como funciona el sistema electoral mexicano. "En nuestro país con nuestra propia desconfianza, nuestro desorden y la mayoría de las veces andamos en carrera,
pues creo que deberíamos hacer esfuerzo por corregir nuestras propias deficiencias",
dijo.

Estimó que el es del criterio que el proceso electoral sea abierto para todo el mundo "pero no como cuestiones de condiciones; porque a veces algunos organismos ya sea nacionales o extranjeros que pueden merecer el respeto y la credibilidad, pues a veces quieren erigirse en los jueces supremos de la contienda electoral".