•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La falta de lluvias sobre el país ha generado en diversos sectores cierto temor, ya que si esta prolonga su ausencia podría generar dificultades en la agricultura, y, por ende, a la economía nacional.

Salvadora Martínez, del Centro de Meteorología Sinóptica del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter, dijo que, efectivamente, los centros que producen lluvia se han debilitado en los últimos días, pero “hay que tomar en cuenta que estamos en una canícula que se da entre el 15 de julio y el 15 de agosto”.

“Sí ha habido disminución en los acumulados de lluvia, principalmente en el Pacífico y el Norte del país. Con respecto a las regiones del centro y del Atlántico también ha habido una disminución de los acumulados, pero se ha detectado un poco más de humedad en comparación con los otros puntos mencionados”, dijo Martínez.

La experta aseguró que este miércoles entró una onda tropical por la costa Caribe, pero inmediatamente se debilitó, y la poca influencia que generó fue la nubosidad y brisas aisladas que cayeron en el país en horas de la tarde.

Para mañana posiblemente arribará a las costas del Caribe una nueva onda tropical que sería la número seis en estas costas, y provocará un aumento de nubosidad y lluvias ligeras, sobre todo en las regiones autónomas. En el resto del país habrá chubascos en horas de la tarde.

Según datos de las estaciones meteorológicas del Ineter, los lugares que han registrado más lluvias han sido las regiones autónomas del Atlántico, específicamente la parte Sur, es decir, Bluefields, Nueva Guinea y San Carlos. En la parte del Pacífico donde se ha registrado humedad, ha sido únicamente en Rivas y en Nandaime.

Según Álvaro Fiallos, Presidente de la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos, UNAG, los agricultores aún no han informado de afectaciones en los cultivos por falta de lluvias, y no hay preocupación por pérdidas a causa de una sequía, porque aún es demasiado pronto para sacar conclusiones.