•   Jinotega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Representantes de la Asociación Los Pipitos, acompañados de la Procuraduría Especial para los Derechos Humanos y otras asociaciones, realizaron una marcha por las principales calles de Jinotega y un plantón frente a los Juzgados, exigiendo la destitución de dos judiciales de esta localidad para que no se sigan parcializando a favor de los victimarios en los casos de violencia hacia las personas con discapacidad.

Los nombres de las funcionarias cuestionados son: Felicia Altamirano Montenegro, quien era la jueza Primero de Distrito Penal de Audiencia de este departamento; la también Jueza Penal de Audiencia, Liz Centeno Kauffman, y la defensora pública Carolina Sevilla.

Lidia Torres, presidenta nacional de Los Pipitos, manifestó que La Corte Suprema de Justicia los apoya en esta demanda y actualmente investigan el caso que se dio en Jinotega, donde la entonces jueza Felicia Altamirano, emitió en marzo de este año un fallo de no culpabilidad a favor de Erickson Sevilla Rodríguez, acusado del delito de violación a una joven sordomuda, estos hechos ocurrieron en el año 2010 en el municipio de San Sebastián de Yalí.

Jueza suspendida

Si bien es cierto que la Corte Suprema de Justicia ya emitió la resolución donde suspendieron a la jueza Altamirano, esto no es suficiente para los demandantes por eso “venimos a exigir que destituyan a esta Jueza , porque ella no tomó en consideración las pruebas del Ministerio Público, como el hecho que la víctima es menor de edad y que padece de sordera total”, denunció Luis Zúñiga, representante de Los Pipitos. Agregó que la víctima se trató de expresar de todas las maneras posibles.

“Habló con su lenguaje de señas, con su cuerpo, con sus ojos y dijo la verdad, que lo sucedido fue un acto a la fuerza, en contra de su voluntad y ella denunció que se le irrespetó su dignidad humana”. Los manifestantes están pidiendo además al Tribunal de Apelaciones con sede en Matagalpa, que el juicio contra Erickson Sevilla se declare nulo y que se abra un nuevo proceso donde participen otros judiciales.

Los delitos de tipo sexual contra menores han proliferado en Jinotega en los últimos años, indicaron los dirigentes de Los Pipitos.