•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Más de cuatro mil pobladores de cuatro comarcas de Wapí, localizadas a más de 300 km de Managua, en el municipio El Rama, RAAS, recibieron luz eléctrica por primera vez en sus hogares, gracias a la apertura de una Pequeña Central Hidroeléctrica, PCH, de 717 kw de potencia instalada.

El proyecto, que beneficia a 800 familias de las comarcas Monte Rosa Sur, El Areno, Calderín y Caño Adolfo, situadas al noreste de El Rama, fue ejecutado por el Ministerio de Energía y Minas, MEM, en conjunto con la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica, Enatrel.

En esas comunidades rurales, donde en pleno siglo XXI, la luz nocturna era a base de candiles, se construyeron 48.59 kilómetros de red de distribución eléctrica y se instalaron 60 luminarias públicas en parques, centro de salud, iglesias, calles y demás sectores aledaños.

La inauguración de la hidroeléctrica fue presidida por la viceministra de Energía y Minas, Lorena Lanzas, quien destacó que Wapí es considerado un centro poblacional de gran importancia en términos productivos, y que la energía mejorará la calidad de vida de sus habitantes.

“Las comunidades ya están conectadas a esta Pequeña Central Hidroeléctrica, lo que les va a permitir crecer más económicamente, ya que esta es una zona ganadera, donde podrán refrigerar sus productos”, dijo la funcionaria.

Fondos multilaterales

Según datos del MEM, esta PCH tiene una inversión de 3.8 millones de dólares, provenientes de la colaboración del Reino de Noruega, República Federal de Suiza (Cosude), Cooperación Alemana (GTZ), Fondo Mundial del Medio Ambiente, Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD, y el Banco Mundial.

También cuenta con una contrapartida local a través de los aportes de la Alcaldía de El Rama, Fondos del Tesoro y capital social de la empresa Hidroeléctrica Salto Mollejones Wapí, Hismow S.A., administradora de la PCH.

Por su parte el Presidente Ejecutivo de Enatrel, Salvador Mansell, instó a los pobladores a hacer uso racional de la energía y cuidar del medio ambiente, para continuar llevando energía a otras comunidades que actualmente no cuentan con este servicio.

“En este proyecto hemos capacitado a jóvenes, porque necesitamos que se formen para que puedan garantizar que esta planta de energía renovable pueda ser sostenible, ya que son ellos quienes nos reemplazarán en el futuro”, aseguró Mansell.

También asistió al acto el representante del PNUD, Benigno Rodríguez, quien resaltó que a nivel mundial existen 1,600 millones de personas sin acceso a la electricidad, en su mayoría de las zonas rurales.

“Este proyecto permite hacer una alianza perfecta entre el pueblo que tiene sus necesidades, los gobiernos locales y el Gobierno central”, indicó Rodríguez.