•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Las funciones tradicionales de las universidades han perdido vigencia porque ya no responden a las necesidades y retos que plantea el mundo actual, por lo que se hace necesario llevar a cabo un proceso de “internacionalización” de la educación superior. Ese fue el planteamiento que hizo el Rector de la Universidad Americana, UAM, Ernesto Medina, durante una entrevista ofrecida hace unos días al programa Cala, de la televisora CNN en Español.

Medina, que enumeró las funciones tradicionales de las universidades en “docencia”, “investigación”y “extensión”, explicó la internacionalización de la educación superior como el esfuerzo en “dotar a las instituciones y a los universitarios de la capacidad de entender el mundo complejo en el que estamos viviendo”.

“De manera que puedan ayudar a que sus países se vuelvan competitivos, a que puedan tener éxito al enfrentar los retos de la sociedad del conocimiento, el desarrollo científico y el desarrollo tecnológico”, agregó.

En ese sentido, Medina aseguró que en Nicaragua hay pocas universidades que impulsan el desarrollo de la ciencia y la tecnología, y que el nivel en que lo hacen “deja mucho qué desear”.

A juicio de este académico, en América Latina muchas sociedades apenas están saliendo de lo que él llama “una época de atrasos, de problemas, de complejidades de tipo político y social, y que de repente se encuentran con un mundo que está avanzando de una manera vertiginosa producto, sobre todo, de la ciencia y la tecnología”.

Entre los elementos de esa “internacionalización”, Medina mencionó el intercambio de docentes y estudiantes, y la sensibilización hacia culturas diferentes y desconocidas. “Las universidades nuestras tienen que preparar recursos para vivir en esta época de cambios vertiginosos, y pensamos que la manera de hacerlo es abriéndose”, puntualizó.

“En general vemos en América Latina universidades muy encerradas en sí mismas, viendo hacia el pasado y no hacia el futuro, con poca voluntad de hacer las cosas diferentes. Tenemos universidades muy tradicionales, con planes de estudio obsoletos, muy cargados, con profesores que no están muy interesados en lo nuevo, en investigar y en crear, sino en repetir lo que otros hacen, y eso no está ayudando a la región a tener más dinamismo”, consideró.

Medina, experto en Bioquímica y Biotecnología, con un Doctorado en Inmunoquímica, en Suecia, y en Investigaciones en Biología Molecular, en España, apuntó que en Nicaragua existen universidades de muy variada calidad y compromisos, por lo que no todas apuntan a ayudar al país a enfrentar los retos actuales.