•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Al parecer, la cura salió “peor que la enfermedad” para la empresa Gas Natural-Fenosa, la cual en un intento por recuperar las pérdidas por conexiones eléctricas ilegales en el Mercado Oriental, ha implementado desde 2008 un nuevo modelo comercial denominado “Prepago”, el que por ahora está parcialmente fuera de control.

El novedoso sistema de reordenamiento del sistema eléctrico que ejecutó la distribuidora eléctrica con una inversión de US$249,800 en el mercado más populoso de Nicaragua, consistió en la instalación de 12 medidores centrales que pueden alimentar hasta 300 conexiones.

Karlos Morales, Gerente de Mercados Especiales de la compañía, explicó que cada medidor central cuenta con un Número de Identificador del Servicio (NIS) que está registrado a nombre de una sola persona, quien funge como administrador de la conexión.

Esa persona es la encargada de recoger el cobro mensual de los clientes que estén conectados al medidor central, lo cual se conoce como prepago, por lo cual recibe una remuneración entre el 4 y el 5% por esa función.

El relajo...

Si bien es cierto que el modelo implementado había funcionado exitosamente en los 12 prepagos que instaló la compañía, desde febrero a la fecha uno de estos que aglutina a un total de 289 clientes adeuda a la empresa C$1.6 millones.

“El administrador deposita en la cuenta del NIS que le corresponde el pago de los clientes conectados, y después nos da el detalle. Es un control doble. Pero ahí viene el problema. Desde diciembre se le canceló el contrato a una de las administradoras de prepago por irregularidades, porque se atrasaba constantemente con los pagos y estamos sin control de ese medidor”, señaló Morales.

Se trata de Leonor Pérez Molina, quien según la compañía, a pesar de habérsele cancelado el contrato como administradora continúa realizando los cobros y deposita mínimas cantidades de dinero, lo cual ha generado en los últimos cinco años una millonaria mora.

Sin embargo, Pérez Molina se defiende y asegura que es Gas Natural Fenosa la que atrasa el pago de los usuarios, porque extienden las notificaciones de cobro hasta con dos meses de retraso.

“Ellos reportan los montos cada dos meses. Entonces eso se nos hace una mora. Es una entrega tardía de las facturas. Pero además de eso, nos hacen altas facturaciones de hasta casi mil o tres mil pesos más en nuestro consumo real”, dijo Pérez.

Al ser consultada sobre el porqué continúa ejerciendo el puesto de administradora, a pesar de que la empresa le canceló el contrato, Leonor Pérez respondió que mientras el NIS del medidor central esté a su nombre seguirá cobrando a los demás clientes conectados.

“Si la empresa me dice: ‘Bueno, doña Leonor, este NIS ya no está a nombre suyo, está a nombre de otra persona, yo desligo responsabilidad. Pero si está a nombre mío no voy a permitir que otra persona cobre por mí, porque es mi nombre el que está ahí”, enfatizó.

“Habrá algunos comerciantes que ya pagaron dos o tres meses (de los cinco en mora) pero no sabemos quiénes ni cuánto.

Ella ha estado cobrando en el campo y depositando, pero en este momento que la deuda están grande vamos a establecer un reordenamiento. Vamos a cobrar y a actualizar la información”, dijo el funcionario de la distribuidora eléctrica. Del millón de córdobas que reclama Gas Natural, Pérez sostiene que la deuda real es de C$300,000.

“Los usuarios tienen que pagar si se le dan atención a sus reclamos porque las facturas están viniendo demasiado alteradas, y no vamos a pagar esas grandes cantidades irreales”, indicó.

Qué dicen los comerciantes

Jorge Luis González, Presidente de la Asociación de Comerciantes de los Mercados de Nicaragua, Acmni, consideró que el problema de la facturación eléctrica del medidor a cargo de Pérez es una situación que debe ser aclarada con “papeles” (documentos auditables). “Que los comerciantes entreguen sus recibos y demuestren si han pagado o no. Porque si uno pagó, uno no puede salir perjudicado por anomalías de la administración.

Los comerciantes dicen que ya pagaron, ella dice que no han pagado todos, Unión Fenosa (Gas Natural) refiere que no ha caído plata, entonces, que todo se demuestre con las facturas”, expresó.

A la par de este problema, la empresa enfrenta el desorden de las instalaciones en la mayoría de los comercios, lo que puede ocasionar otro gran incendio como el ocurrido hace cuatro años, precisamente en agosto.


Los saldos rojos

11,907 comerciantes en el MO
7,979 clientes legalizados
3,069 con el servicio normalizado
42.9% son las pérdidas por conexiones ilegales