•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Veinte denuncias contra funcionarios del Sistema Penitenciario Nacional, SPN, por desacato a órdenes de libertad, fueron presentadas ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos, CPDH, entre julio de 2011 y junio de 2012.

Así lo afirmó el asesor legal de la CPDH, Pablo Cuevas, quien señaló que solo en seis de los 22 casos los funcionarios del SPN han cumplido con las resoluciones judiciales, “pero hasta varios meses después”.

Uno de los casos más notorios de desacato a una resolución judicial denunciado en la CPDH, es el de José Ramón Urbina Velásquez, quien esperó 13 meses para que el SPN cumpliera con la orden de libertad que emitió un juez a su favor, subrayó Cuevas.

El asesor de la CPDH explicó que los casos donde los funcionarios del SPN han cumplido con la orden de libertad, es porque los familiares de los reos han interpuesto denuncias en el Ministerio Público por desacato, abuso de autoridad y detención ilegal.

“Hubo el caso de un joven absuelto por el crimen de un miembro de la Juventud Sandinista, quien solo fue puesto en libertad al día siguiente que la mamá interpuso la denuncia en la Fiscalía”, refirió el entrevistado.

Según Cuevas, lo mismo sucedió con un ciudadano de origen panameño, quien logró su libertad hasta que sus familiares vinieron al país y acusaron en el Ministerio Público a las autoridades del SPN por los delitos antes mencionados.

Funcionarios son confesos

Pablo Cuevas también hizo referencia al caso de los hermanos Marcelino y Pedro Pablo Luqués, absueltos desde el 21 diciembre de 2011, pero que siguen presos, pese a que el jefe del penal de Juigalpa, alcaide Evenor Centeno, fue notificado de la misma el 3 de enero de 2012.

El asesor de la CPDH agregó que el pasado mayo las autoridades del SPN desacataron otra orden judicial emitida por un juez de Siuna, quien requirió la presencia de los acusados para hacerles nuevamente el juicio ordenado por el Tribunal de Apelaciones de la Región Autónoma del Atlántico Norte, RAAN.

Según Cuevas, el jefe del penal de Juigalpa, alcaide Evenor Centeno, le habría reconocido que está incurriendo en varios delitos por no cumplir con las resoluciones judiciales, pero argumentó a la vez que no las acataría hasta recibir una orden de sus superiores del Ministerio de Gobernación.

Para Cuevas, asesor legal de la CPDH, los constantes desacatos a las órdenes de libertad emitidas por los jueces por parte del SPN, tienen solo una explicación: “Irrespeto al Poder Judicial”

“Nosotros (la CPDH) mandamos correspondencia a la presidenta de la Corte Suprema de Justicia, CSJ, (magistrada Alba Luz Ramos) hace varios meses, poniéndole en conocimiento de nuestra preocupación de cómo autoridades del Poder Ejecutivo les están irrespetando, pero hasta la fecha no hemos recibido respuesta”, concluyó Cuevas.