•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Bajo un cielo cambiante que por momentos lucía esplendoroso por el radiante Sol que con sus fulgurantes rayos cubría la ciudad de Managua, para luego tornarse “encapotado”, y a ratos lluvioso, la venerada imagen de Santo Domingo de Guzmán, patrono de la capital, realizó este sábado 4 de agosto su tradicional recorrido por el Mercado Oriental y barrios aledaños a ese centro de compras.

Desde muy temprano, Santo Domingo salió de su iglesia del mismo nombre, ubicada en el antiguo centro de Managua, en medio del estallido de bombas, cohetes y alegres sones.

Al inicio la procesión lucía poco concurrida, pero una vez que se adentró en sectores poblacionales como la Colonia Tenderí, barrio Larreynaga, San José Oriental y recorría la Calle 14 de Septiembre, la gente se multiplicó, convirtiéndose en multitudinaria.

Ni el Sol que por momentos era agobiante, ni la lluvia que solo “alborotó” el calor, diezmaron el entusiasmo de los devotos de Santo Domingo, a quienes sus promesantes le atribuyen la intercesión ante Dios para la obtención de múltiples milagros.

Durante el recorrido de varios kilómetros, niños, jóvenes, adultos y hasta personas de la tercera edad le salieron al paso a “Minguito”, para bailarle en pago de un milagro recibido, al ritmo de marimbas y sones típicos de las corridas de toros, como el Guaro blanco, Ese toro no sirve, El bochinche, La pelota, Mamá Chilindrá, Mamá Ramona y Dame pozol con leche.

Orden y devoción

Al igual que en la tradicional traída, del pasado primero de agosto, de Las Sierritas hacia la capital, la procesión hizo su recorrido sin mayores contratiempos, y la Policía no reportó hechos de violencia.

El teniente Francisco Espinoza, primer oficial de Seguridad Pública del Distrito IV de la Policía, destacó que durante la procesión solo se reportaron ocho detenciones, por pequeñas alteraciones al orden público.

Por su parte, devotos como Yáder Gutiérrez, de 32 años, cumplía su promesa de bailarle a Santo Domingo en pago por su intercesión en el milagro de haberse salvado de la ceguera, debido a la toxoplasmosis transmitida por un gato que le causó una infección ocular.

“Los médicos habían dicho a mi mamá que iba a quedar ciego, pero ella pidió (la intercesión) a Santo Domingo, y Dios hizo el milagro”, expresó Gutiérrez, quien tiene 20 años de pagarle su promesa a "Minguito".

¿Por qué el 4 y no el 8?

En el santoral de la iglesia Católica aparece que el día de Santo Domingo es el 8 de agosto, y no el 4, como se celebra en Managua. Pero José Alarcón, presidente del Comité de Cargadores Tradicionalistas del patrono de los capitalinos, dijo que esto tiene una explicación.

Alarcón aseguró que si “Minguito” saliera en procesión el 8 de agosto, los cargadores no estarían en las mejores condiciones físicas para la peregrinación del 10, cuando regresa a su santuario en Las Sierritas, y donde el recorrido es más largo.

Rafael Márquez, miembro fundador del Comité de Cargadores Tradicionalistas de Santo Domingo, señaló que Santo Domingo comenzó a recorrer algunos barrios orientales de Managua en 1973, cuando "Minguito" visitó la capital por primera vez después del terremoto del 23 de diciembre de 1972.

“Antes del terremoto de 1972, Santo Domingo visitaba los mercados Central, San Miguel, Bóer, Oriental (solo el último quedó en pie) y los alrededores de la antigua Catedral de Managua, pero después del desastre natural, como esa parte de la ciudad quedó despoblada, la procesión se pasó para los barrios orientales", explicó Márquez.

La diminuta imagen volvió a su santuario en la capital, minutos después de las cuatro de la tarde, luego de casi 10 horas de “zangoloteo” por las calles de la llamada "Novia del Xolotlán".