•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El presidente de Centrales Hidroeléctricas de Nicaragua (CHN), Marcelo Conde, confirmó ayer a través de un comunicado, que la construcción de la central hidroeléctrica Tumarín iniciará el verano próximo en Nicaragua, y que está asegurado el financiamiento del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) y del Banco Nacional de Desarrollo Económico Social (BNDES) de Brasil.

“Seguimos adelante, estamos avanzando en todos los preparativos y negociaciones. Estamos listos para iniciar este verano la construcción”, expresó Conde, tras señalar que el proyecto Tumarín es de vital importancia para que en Nicaragua se materialice el cambio en la matriz energética, ya que se trata del proyecto más ambicioso del país.

Conde indicó que ya concluyó el proceso de negociación con los propietarios de fincas, lotes y viviendas ubicadas en la zona de incidencia de la obra, y se prevé reanudar el calendario de pago a los dueños de los bienes a partir de septiembre y de los meses siguientes.

También trocha

También informó que CHN está lista para reanudar --una vez que concluya la temporada lluviosa--- los trabajos de construcción del camino de todo tiempo, de 50 kilómetros, que unirá el poblado de San Pedro del Norte con el sitio donde estará ubicada la hidroeléctrica.

Esta vía de acceso contribuirá a dinamizar el desarrollo y crecimiento económico de esta zona de la Región Autónoma del Atlántico Sur, RAAS.

CHN ya instaló dos campamentos en la zona de la comunidad La Estrella, y en el sector de Palpunta, en el municipio de La Cruz de Río Grande, donde se albergarán los obreros, técnicos y profesionales que trabajarán en la construcción de la central Tumarín.

El presidente de CHN expresó que las reformas a la Ley Especial para el Desarrollo del Proyecto Hidroeléctrico Tumarín, Ley 695, presentadas recientemente por el Ejecutivo a la Asamblea Nacional, apuntan a hacer algunos ajustes en la descripción del proyecto que, entre otras cosas, permitirán una reducción en la tarifa final que beneficiará a los consumidores finales de la energía en Nicaragua.

Tumarín tendrá un efecto en un período de diez años, contados a partir de su primer año de operación, un ahorro en los costos de generación de energía que se trasladará a la tarifa de los consumidores, de unos US$633.3 millones en demanda media, y de US$770.9 millones en demanda alta.

Con las reformas enviadas al Parlamento también se establece la posibilidad de una compra anticipada del proyecto hidroeléctrico Tumarín por parte del Estado de Nicaragua.

Según la Ley 695, CHN deberá entregar después de los 26 años de operación de la central, y una vez recuperada la inversión, todas las obras físicas de infraestructura de generación de energía, plantas de generación, así como los activos, beneficios, derechos y resto del capital de la empresa desarrolladora de la obra, sin costo alguno.

La hidroeléctrica Tumarín será construida en un período de cuatro años con una inversión de US$1,100 millones, y tendrá una potencia instalada de 253 megavatios. La capacidad media anual de generación de energía de la hidroeléctrica Tumarín se estima en 1184 GWH.

El eje de la presa Tumarín estará ubicada sobre el río Grande de Matagalpa, unos 43 kilómetros río abajo de la confluencia de los ríos Tuma y Grande de Matagalpa, en el municipio de La Cruz de Río Grande, en la Región Autónoma del Atlántico Sur, RAAS.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus