•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Parque de Candelaria en el Distrito I de Managua, se ha convertido en un “nido” de delincuentes, indigentes y consumidores de estupefacientes.

Las autoridades municipales destinaron para este sitio una partida presupuestaria para su remozamiento, pero a la fecha ningún tipo de mejora se ha comenzado a ejecutar.

Un par de bancas de cemento en mal estado y una luminaria es lo único que hay en el parque, cuya única vistosidad es la maleza que en la temporada lluviosa tiene el verdor característico.

Cerca del parque se encuentra el Colegio público Solidaridad, y los menores lejos de llegar a divertirse al parque solo lo utilizan de pasaje hacia sus casas.

Han llegado… a mirar

Víctor Reyes, habitante del Barrio “Rubén Darío”, explicó que la única luminaria que está en el parque desde hace tres años no funciona y que en varias ocasiones han llegado cuadrillas, tanto de Gas Natural como de la alcaldía… pero solo a mirar.

Luis Hernández agregó que el único trabajo que hicieron en las cercanías del parque fue la colocación de un poste donde se puso un “moño” de medidores de electricidad, pero más allá de eso, al sitio solo se le conoce por ser un “punto rojo” para la delincuencia.

¿Y los 400 mil cordobas para repararlo?

En el Plan de Inversión Anual, PIA de este año se designó una partida de 400 mil córdobas para las reparaciones del Parque Candelaria, que incluía restablecer el sistema eléctrico, juegos infantiles, construir 120 metros lineales de enmallado, 200 metros lineales de andenes y 15 bancas, pero hasta ahora no se ha hecho nada.

En el caso del mini parque de Villa Venezuela al que también se designaron 400 mil córdobas para reparaciones, si bien la obra ya se ejecutó y fue inaugurada en mayo pasado, los bombillos de algunas luminarias ya se encuentran en mal estado.

El parque de Altamira también urge repararlo. La Dirección de Ornato de la comuna tiene planeado invertir en mejoras grandes en siete parques de los 126 que hay en la capital.

Vandalismo ligado a falta de luminarias

El gerente de Comunicaciones de Gas Natural-Fenosa, Jorge Katín, señaló que el problema del alumbrado público en los parques es producto del vandalismo que impera en esos sitios.

“La distribuidora hace mantenimiento correctivo a los parques cada seis meses; sin embargo, muchas de estas luminarias duran menos de este tiempo. Un ejemplo de ello es el parque de Villa Venezuela que se remodeló hace algunos meses y quedó con su alumbrado público funcionando correctamente, cuatro meses después, ya las luminarias están dañadas”, manifestó Katín.

El funcionario de Gas Natural expresó que hace falta que los comunitarios cuiden más las luminarias, y que reporten las averías al 125, ya que a la distribuidora se le hace difícil enterarse de esos casos.

Informó que a partir de la próxima semana Gas Natural-Fenosa realizará las reparaciones y cambios de bombillos que sean necesarios en los parques de Candelaria y Villa Venezuela.