•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Dos magistrados de la Sala Civil del Tribunal de Apelaciones de Granada tuvieron que ser incorporados a la Sala Penal de dicho tribunal para agilizar el proceso de apelación que interpusieron los abogados de diez sanjuaneños y del estadounidense Jason Puracal, quienes fueron condenados en primera instancia, por los delitos de lavado de dinero, crimen organizado y transporte de droga.

El proceso de apelación estaba estancado desde septiembre de 2011, y aunque se había fijado fecha de audiencia para el 25 de junio, esta fue cancelada, y debido a que el Poder Judicial aún no culmina el proceso de reelección o nombramiento de los magistrados con períodos vencidos, entre los cuales está Carlos Alberto Padilla, del Tribunal de Apelaciones de Granada y miembro de la Sala Penal de esa instancia judicial, no se había fijado fecha de reprogramación de la audiencia.

El pasado martes dicho Tribunal emitió una cédula judicial en la que resuelve programar una audiencia oral y pública del proceso de apelación para el 16 de agosto, a partir de las 8:30 de la mañana, y aseguran que dichas audiencias serán sucesivas y continuas.

En la cédula se aclara que por ausencia justificada del magistrado Carlos Alberto Padilla, se incorporará en su lugar a la magistrada de la sala civil Ángela Gross Galeano.

De esta manera serían dos magistradas de la Sala Civil las que han sido incorporadas a la Sala Penal para ver este caso, ya que inicialmente se habilitó a la magistrada María Auxiliadora Alemán en lugar de su colega, Telma Vanegas.

Familiares alegres

Para los familiares de los sanjuaneños, el anuncio de la reactivación del caso fue de mucha alegría, “porque ya estamos cansados y desesperados por los retrasos que ha tenido el proceso”, explicó Elizabeth Luques, esposa del procesado Ronald Danilo Sánchez.

Por su parte, Marianely Ponce, esposa de Omar Antonio Cerda, explicó que debido a la retardación del proceso incurren en gastos, y que en sus trabajos no pueden estar pidiendo continuamente permiso para ir a visitar a los procesados a Tipitapa, por lo que agradecen a los magistrados por fijar la fecha de audiencia.

La apelación es en contra de la sentencia condenatoria dictada el 6 de septiembre de 2011 en el Juzgado Penal de Juicio de Rivas, por el exjuez Kriguer Alberto Artola Narváez, quien condenó por los delitos antes citados a los sanjuaneños Segundo Rufino Ponce, Manuel Ponce, a la cónyuge de este, Paulina Monge Camacho, a Jáder Antonio Hernández, Delvin de Jesús Bolaños, José Vicente Lanzas Espinoza, Róger Núñez, Omar Antonio Cerda, Ronald Danilo Sánchez, Manuel Antonio Flores, y al estadounidense Jason Puracal.

En la sentencia, las penas van desde los diez años hasta los 26 años y seis meses de presidio, y esta le fue impuesta a Manuel Ponce. En los argumentos, el judicial señaló que el 11 de noviembre de 2010, este grupo “pretendía introducir al país un cargamento de droga proveniente de Panamá, y que el operativo policial realizado ese día neutralizó el desembarque y permitió la captura de los 11 reos”.

Sin embargo, los abogados alegan que el exjudicial no les permitió el derecho a la defensa para demostrar su inocencia, y en eso se basaron para apelar el fallo de primera instancia.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus