•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Son personajes infaltables en las hípicas de Santo Domingo de Guzmán, sus gritos, que luchan con la música de chicheros, invitan a los celebrantes a tomar, comer o lucir acorde a la actividad con sombreros y fajas. Sus ventas se duplicaron el primero de agosto respecto a días normales, y hoy esperan el mismo comportamiento.

Pero para los vendedores foráneos la situación es difícil, así lo cuenta Lidia Martínez, quien desde Masaya vino a la capital a vender sombreros y juguetes de madera.

Vendió 1,800 córdobas el pasado miércoles, mientras acompañaba a Santo Domingo de Guzmán, que bajaba de las Sierritas hacia Managua. El homenajeado entró a la iglesia que lleva su nombre situada en los escombros de Managua, y ella se instaló en el costado sur de la misma.

Ese ha sido su puesto de venta desde hace 25 años en la festividad, aunque asegura que en aquellos tiempos las ventas eran mejores que las actuales.

Además, refiere que las ganancias se le reducen porque debe destinar 60 córdobas diarios para sus necesidades básicas como la alimentación.

Ropa con menos demanda

A ella la acompañan tres vecinos de su casa en Masaya y más de diez comerciantes de Managua, quienes también se instalan en la zona y residen de forma permanente en el local, para custodiar sus productos, como la vendedora de imágenes religiosas, Jasmina Díaz.

“Cuando más vendo es el primero de agosto, pero este año las ventas fueron menores al año pasado, cuando obtuve 4,000 córdobas, este primero solo pude vender 3,000 córdobas”, narró mientras opinaba que eso se debe a los altos costos de los productos y los bajos ingresos de los capitalinos.

Esa baja de ventas, también afectó la ropa hípica, en el Mercado Oriental, la comerciante María José Luna, lamentó haber invertido en este tipo de vestimenta, pues asegura que se quedará con todo el pedido.

“En años anteriores vendía una docena de sombreros a la semana, ahora solo he podido vender una pieza en la semana”, precisó.

Las blusas tampoco han tenido demanda, la comerciante explicó que en los últimos ocho días vendió tres piezas, cuando en 2010 vendía dos docenas de blusas, es decir que solo ha vendido 2,000 córdobas cuando hace dos años vendía casi 10,000 córdobas. Sin embargo, esperan que el panorama cambie en la despedida del Santo.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus