•   Bluefields, RAAS, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Indígenas misquitos marcharon en las calles de Bluefields, Región Autónoma del Atlántico Sur, RAAS, este 9 de agosto, en saludo al Día Internacional de los Pueblos Indígenas, y demandaron educación, empleo y proyectos sociales.

“Los indígenas continuamos siendo los más pobres y nuestras condiciones no han mejorado, seguimos demandando atención a nuestras comunidades y que las obras sociales como viviendas, piso–techo, también lleguen a nosotros”, manifestó Bayardo Prudo, representante del Movimiento Indígena de la RAAS (MI–RAAS)

Vivienda y trabajo

Catalina Navas comenta que las mujeres indígenas necesitan empleo.

“Seguimos siendo muy pobres, las mujeres necesitamos trabajo, la situación económica está mal y necesitamos empleos para nosotras o para nuestros hijos” dijo Navas.

Mariana Hansack dice que en esta fecha es necesario recordar que los ancianos necesitan protección.

“Llegamos a viejos y nadie nos ayuda ni protege. Yo tengo 77 años y todavía tengo que buscar cómo sobrevivir porque nadie me ayuda, los ancianos indígenas estamos olvidados”, expresó Hansack.

Cada quien por su lado

El joven misquito Juan Carlos Averruz opina que “está difícil la situación, necesitamos trabajo y vivienda digna, queremos que el gobierno escuche nuestro clamor y nos apoye”.

Por su parte, la profesora Laura Padilla pidió la unidad indígena. “Cada quien anda celebrando este día, de acuerdo a sus intereses personales, y nuestros dirigentes no tienen capacidad de liderazgo, nadie cree en ellos, ojalá que el próximo año celebremos esta fecha en unidad”, comento. Mientras tanto Rufina Centeno, líder indígena de Bilwi, en la Región Autónoma del Atlántico Norte, RAAN, consideró que el proceso autonómico no es malo, lo que pasa es que en algún momento funciona bien y a veces lo confunden. En muchas ocasiones nosotros hemos perdido la visión de lo que queremos con el proceso autonómico.

La dirigente observó que en la actualidad se han perdido los valores morales. Explicó que aunque hay avances, “porque hoy tenemos dos universidades y eso permite el acceso a la educación superior, no hay desarrollo en las comunidades, y el desempleo en la región es del 85%”.

Las comunidades necesitan más desarrollo, mejorar la producción, tener una vivienda digna, una cama donde descansar, vestirse bien, y eso no lo tenemos en las comunidades indígenas.

Eulogio Pedro Rufos, joven profesional mayangna, de Musawás, sostiene que ha habido desarrollo. Asegura que “todos los gobiernos han aportado un poquito en el desarrollo de educación y la parte de salud y la recreación”.

El indígena señaló que hay representantes indígenas en los diferentes niveles, y lo más importante es el reconocimiento, la titulación de los territorios indígenas mayangnas. Sin embargo, hay muchos líderes que no han sido consecuentes con su pueblo, y aunque reciben apoyo financiero, este no siempre llega a la población más necesitada.

En Nicaragua, el 8.2% de la población es indígena, y la mayor parte está concentrada en el Caribe Norte y Sur, donde están ubicados los índices más altos de pobreza extrema.