•   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Iglesia católica ordenó a tres nuevos diáconos pertenecientes a la orden Jesús Divino Obrero, fundada en Italia, y que presta sus servicios pastorales en los departamentos de Granada, León, Managua y Chinandega.

A monseñor Leovigildo López Fitoria, Obispo Emérito de la Diócesis de Granada, acompañado del padre César Castillo, Rector del Seminario Nuestra Señora de Fátima, le correspondió realizar la ceremonia de ordenación diaconal de los seminaristas Rigoberto Leonardo Darce Muñoz, originario de Managua, y Luis Rafael Cajina Padilla y Eladio Gregorio Sánchez Calderón, chinandeganos.

Tras ser presentados ante la feligresía que llenó la capilla del Hogar del Niño de Chinandega, López Fitoria hizo la imposición de manos y la oración de consagración a los nuevos diáconos, que recibieron su indumentaria sacerdotal.

Mantener el celibato y la oración

El Obispo Emérito de Granada exhortó a los tres jóvenes a mantener el celibato como testimonio del sacrificio a Dios y de fecundidad apostólica.

“Deben estar alejados de toda impureza y afán de dinero. Con la necesidad de servir al pueblo, fieles en nuestro ministerio, no se vayan por otros caminos, que su voluntad y mente no divaguen. Manténganse pendientes de la oración”, afirmó el prelado.

Expresó que los nuevos diáconos tienen que mantener su obediencia a los obispos, como afán de servicio y no de esclavitud. Añadió que el Obispo de la Diócesis de León y Chinandega, Bosco Vivas Robelo, hará la asignación de las iglesias que atenderán.

Por su parte, monseñor Benito Pentzke Torres, Vicario Pastoral de Vocaciones de la Diócesis de Occidente, señaló que Darce, Cajina y Sánchez, al igual que el resto de los sacerdotes de la orden Jesús Divino Obrero, prestarán sus servicios en Nicaragua.

“Nos alegramos por estos tres jóvenes que fortalecerán la actividad misionera, sacerdotal y laboral, porque esa orden tiene talleres donde enseñan a jóvenes a trabajar: hay muchachos con inquietud por el sacerdocio, pero hacen falta muchos sacerdotes en nuestra Diócesis, principalmente en zonas del Norte de Chinandega”, indicó.

Llamados por dios

Rigoberto Leonardo Darce Muñoz, originario del barrio Don Bosco de Managua, expresó que a los 12 años se integró a grupos juveniles católicos, y ahí nació su vocación por el sacerdocio.

“He sentido el llamado que Dios me ha hecho así como lo hizo con los apóstoles. Me uno al cántico de la Virgen María, proclamando mi alma a la grandeza del Señor, porque se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador”, afirmó.

Eladio Gregorio Sánchez Calderón, expresó que cuenta con la fuerza de Dios, Jesucristo y el Espíritu Santo para servir a la feligresía, y llevar el mensaje de salvación.