•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Trabajadores de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillado, Enacal, afilados a la Central Sandinista de Trabajadores, CST, denunciaron una supuesta “persecución sindical”, amenazas de despidos, demociones ilegales y deducciones salariales arbitrarias que involucran a la Empresa Nicaragüense de Alimentos Básicos, Enabás, por parte de la actual administración y el sindicato “Pedro Altamirano”, afiliado al Frente Nacional de los Trabajadores.

El Nuevo Diario llamó a los teléfonos celulares de Osman Miranda y de Eduardo Castillo, Secretario General y Secretario de Conflictos del sindicato único “Pedro Altamirano”, respectivamente, para conocer su versión de la denuncia, pero ambos prefirieron callar, mientras en Enabás respondieron que el director general, Herminio Escoto, no estaba en su oficina. Se solicitó una entrevista a la divulgadora de Enacal, Maritza Tellería, pero otra vez no se recibió respuesta.

Paulino Mayorga, Secretario General de la Federación Nicaragüense de Sindicatos de Trabajadores del Agua, Alba Solidaria, presentó colillas de pagos de varios obreros, donde se reflejan deducciones de hasta C$500 que, presuntamente, fueron cobrados por Enabás, pero ningún obrero ha recibido alimentos y no existe un convenio con dicha empresa para que exista tal deducción.

Represión sindical

Los trabajadores dicen representan a 300 obreros que están en desacuerdo con las “anomalías” cometidas por los representantes del sindicato “Pedro Altamirano”, en contubernio con la administración de Enacal, por lo que han decidido formar el sindicato “Tomás Borge Martínez”.

Ángel Rodríguez, Secretario General de dicho sindicato, aseguró que han recibido amenazas de despido por parte de sus homólogos del “Pedro Altamirano”, y que estos últimos han utilizado el tráfico de influencias que tienen en el Ministerio del Trabajo para evitar que esa institución les otorgue la certificación de conformación del nuevo sindicato. Solicitamos a la jefa de Relaciones Públicas del Mitrab, Cristina Morales, una entrevista para abordar el tema, pero no recibimos respuesta.

Los trabajadores denunciaron que su compañero de trabajo Ramiro Quirós, quien se desempeñaba como supervisor de zona, en 2009, fue removido ilegalmente a vigilante, y pasó de ganar C$5,800 a percibir C$4,000. Aseguran que el Mitrab, a través de una resolución, ordena restituirle sus derechos, pero que Enacal se niega a cumplir el mandato.

Cierran puertas a trabajadores

Mario Gutiérrez asegura que fue Secretario de Actas del Sindicato “Pedro Altamirano”, pero que renunció debido a que comprobó que en dicha organización sindical realizan elecciones fraudulentas y sus representantes no rinden cuentas a los afiliados.

“Ayer (el domingo) me mandaron un telegrama que decía que iba a ser despedido después que diéramos esta conferencia de prensa, y las puertas de Enacal están siendo cerradas a los trabajadores que conformamos este nuevo sindicato”, denunció Gutiérrez.

Por otro lado, los obreros están pidiendo una aclaración sobre el monto deducido en sus colillas de pagos a Enabás, y a la Contraloría General de la República que realice una auditoría de los fondos de Enacal; además, solicitan al presidente Daniel Ortega que ponga manos en el tema para evitar los actos de corrupción.