•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Fue construida en 2007, con una inversión que superó los C$4 millones. Era un proyecto de interés local por tratarse de la cara de entrada al departamento de Rivas, pero la terminal de buses no cumplió con las expectativas, y con el paso del tiempo, poco a poco, sus debilidades fueron más notorias. Hoy, el intendente del mercado rivense, César Castillo, la califica como “una bomba de tiempo”.

Entre las debilidades que presenta la terminal de buses, Castillo señaló que los trasportistas no disponen de áreas de parqueo, y que, por tanto, estos tienen que andar buscado un lugar dónde estacionarse, mientras los usuarios no disponen de servicios sanitarios, y pasan tremendos apuros para poder hacer sus necesidades fisiológicas, ya que aunque algunos se aguantan, otros tienen que trasladarse a los baños ubicados en la parte interna del costado suroeste del mercado.

Según Castillo, la ausencia de servicios sanitarios se debe a que la terminal no está conectada a la red de aguas residuales de la empresa estatal Enacal, y, por ende, trabajan con un tanque séptico que limita el servicio únicamente al personal y no al público, “porque no tendría la capacidad, y se tendría que estar limpiando constantemente, entonces esto no sería rentable”,

señaló.

Al referirse a la falta de estacionamiento para los buses, Castillo explicó que cuando se construyó la terminal, irónicamente, no se reservó un área de parqueo para buses.

Agregó que los terrenos aledaños fueron vendidos a dueños de establecimientos, los cuales al expandirse redujeron la terminal de buses al área de bahía donde ingresan los vehículos a recoger a los pasajeros, al área techada donde permanecen los pasajeros y los vendedores, así como a una estrecha calle de ingreso y de salida de los buses. Este es un “galillo” donde los conductores tienen que ingeniárselas para hacer sus maniobras con sus respectivas unidades de transporte.

Otro problema señalado por los trasportistas es el constante deterioro de la red vial, ya que aunque la terminal fue construida y dotada de una pista adoquinada, en la actualidad hay áreas en las que ni siquiera se nota que hubo adoquín, y, según Castillo, se debe a que la terminal fue construida sobre un terreno con manto acuífero superficial.

“Adoquín que se ponga, adoquín que se hunde, por lo cual se hizo un trabajo de compactación del suelo y, a la vez, se trata de mantener en buen estado la red vial”, detalló.

Seguridad pública camina bien

A la terminal acuden diariamente entre 800 y 1,000 personas, según cálculos del jefe de Seguridad Pública de la Policía departamental de Rivas, comisionado Freddy Salvatierra, quien reveló que en materia de seguridad la terminal anda bien, gracias al trabajo coordinado de policías voluntarios y municipales, del jefe de sector de la institución del orden, de trabajadores de la intendencia del mercado y del apoyo de las mismas vendedoras.

De acuerdo con el comisionado Salvatierra, la terminal era frecuentada por carteristas y por “gancheras”, pero aseguró que han logrado controlar a esta gente, y que el reto es quitar la percepción de desorden que provoca el embotellamiento vehicular, y el mal manejo de la basura, que se propaga por los improvisados tramos que venden sus productos a los viajeros.

Proyectan terminal moderna

La terminal es rodeada por diversos módulos comerciales, entre los cuales hay tiendas, distribuidoras, licorerías, ventas de cerámica, soda, y distribuidoras de insumos agrícolas.

Diariamente recibe 80 buses que cubren las rutas entre Rivas y Managua, Granada y Jinotepe, así como las rutas intermunicipales, entre ellas Tola, Cárdenas y San Juan del Sur.

Según Castillo, los problemas que presenta la terminal se deben a que fue construida en un sitio inadecuado ya que asegura que además de estar sobre un manto acuífero, fue edificada frente al costado norte del mercado, por lo que el crecimiento comercial ha ido reduciendo el lugar, y pronosticó que con el desarrollo que va experimentado Rivas, esta terminal será insuficiente en un corto plazo.

Reveló que para dar una solución a estos retos, la Alcaldía de Rivas tiene proyectado construir una moderna terminal de buses, desde la cual llegarían y saldrían los buses que cubren la ruta interdepartamental, y las líneas de trasporte internacional, pero indicó que por el momento, “no era recomendable dar mayores detalles de este proyecto”.