•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un total de 48 pandillas operan en Nicaragua, las que aglutinan a unos 806 jóvenes, que según las autoridades policiales, no están vinculadas al crimen organizado ni al narcotráfico, como sí ocurre en los países del istmo del llamado “Triángulo del Norte” (Guatemala, El Salvador y Honduras).

El comisionado general Francisco Díaz, Subdirector de la Policía Nacional, dijo que lejos de ejecutar medidas de represión en contra de los “chavalos”, en Nicaragua se ha apostado a un modelo de prevención social comunitario, ya que los modelos de “mano dura” que se han impulsado en los países vecinos han fracasado.

Díaz aseguró que en septiembre de este año se graduarán 93 jóvenes --de un total de 200-- que se están capacitando en diferentes oficios en el Centro de Formación y Desarrollo Juvenil  “Juventud”, administrado por la Policía Nacional, y que cumple su primer aniversario. Una segunda promoción será realizada con 87 “chavalos” más.

Los jóvenes y adolescentes que antes conformaban grupos de riesgo o pandillas han estudiado barbería, panadería, computación, refrigeración y mecánica, entre otros oficios.

El comisionado general Díaz señaló que ya han realizado gestiones con el gobierno y con la empresa privada para proveer de un empleo a los jóvenes que egresen de los diversos oficios.

Agregó que la institución está gestionando fondos para abrir nuevos centros de formación para la juventud en las regiones Norte y Sur del Caribe de Nicaragua.

El jefe policial indicó, además, que en los últimos seis años, 10,000 jóvenes han sido rescatados de las pandillas y ahora realizan labores de apoyo a la Policía en los barrios y en las escuelas.

Juan Carlos Olivares, de 17 años, es habitante del barrio “René Polanco”, ubicado en el Distrito Cinco de la capital, y desde sus 14 años decidió ingresar al peligroso mundo de las pandillas, pero el año pasado decidió estrechar la mano amiga que le extendió la Policía Nacional, y está próximo a culminar el oficio de barbero.

“A mi familia le dolía cuando me miraba en las calles y les llegaban a decir: ‘Mirá, allá está ese chavalo y se lo van a llevar preso’, ahora ellos se sienten mejor; yo también, y mi meta es poner mi propia barbería”, anhela Olivares.

Según las estimaciones oficiales, en los países de Centroamérica existen unos 70,000 jóvenes integrados en pandillas.

Las estimaciones de la violencia delictiva y criminal atribuible a las pandillas oscilan entre un 10 y un 60% del total de la violencia que padece la región centroamericana.

ONG con cifras más altas

Estimaciones de Organismos No Gubernamentales, ONG, y expertos en el tema, sugieren que los jóvenes pandilleros en Centroamérica podrían sumar 200,000.

Datos de la Policía de Honduras, de 2003, indican la existencia de 12,408 integrantes de pandillas en este país. En El Salvador, las autoridades policiales informaron de 10,500 integrantes de pandillas en 2005. Mientras en Guatemala la cifra llega a 10,000.

La Policía Internacional, Interpol, en 2005 estimó la presencia de 60,000 pandilleros en Centroamérica, mientras que un estudio de las Naciones Unidas de 2007, coincide con la existencia de 70,000 integrantes, que incluye a los países de Panamá, Costa Rica y Belice.

Disminuye delincuencia juvenil

El comisionado Pedro Rodríguez, jefe de la Dirección de Asuntos Juveniles de la Policía Nacional, aseveró que en el país existen 171 grupos en riesgo integrados por 2,615 “chavalos”, y que los actos delictivos realizados por jóvenes y adolescentes han disminuido.

Agregó que la deserción a los cursos en el Centro Juventud es de apenas siete jóvenes, quienes decidieron ir a estudiar a otro lugar. Otros “chavalos” se retiraron porque ya tenían hijos que mantener y tuvieron que ir a trabajar, y algunos fueron trasladados a centros de rehabilitación, por ser adictos a las drogas.