•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Esta mañana se reunió el presidente de Centrales Hidroeléctricas de Nicaragua (CHN), Marcelo Conde, con los miembros de la comisión de infraestructura de la Asamblea Nacional, para discutir las reformas a la Ley Especial para el Desarrollo del Proyecto Hidroeléctrico Tumarín, Ley 695.

Según la Ley 695, CHN deberá entregar después de los 26 años de operación de la central y una vez recuperada la inversión, todas las obras físicas de infraestructura de generación de energía, plantas de generación, así como los activos, beneficios, derechos y resto del capital de la empresa desarrolladora de la obra, sin costo alguno.   

Sin embargo, con las reformas enviadas al Parlamento se establece la posibilidad de una compra anticipada del proyecto hidroeléctrico Tumarín por parte del Estado de Nicaragua en los primeros 12 años de operación.

El brasileño Marcelo Conde afirmó que el costo del megavatio generado por el proyecto hidroeléctrico Tumarín será de U$115. Señaló que el precio promedio actual de comercialización en el país es de U$170.

Por su parte, el ministro de Energía y Minas, Emilio Rappacciolli, aunque aseguró que la posible adquisición anticipada del proyecto por parte del Estado tendrá un impacto más acelerado en la reducción de la tarifa eléctrica, no indicó a partir de cuándo se podría ver el ahorro en el país.

El diputado de la bancada sandinista Edwin Castro aseguró que la propuesta de reforma que incluye la petición de beneficios tributarios para Tumarín podría ser aprobada la próxima semana.