• Rivas, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Una campaña para la prevención en conductas de riesgo y la promoción de valores, se realizó durante tres meses en el departamento de Rivas, para brindar a los jóvenes herramientas en el área de salud. El trabajo lo realizó el organismo

TeenSmart Internacional, utilizando centros educativos, alcaldías y cyber cafés.

TeenSmart Internacional, con apoyo de Fundación Uno, trabaja a través de la plataforma educativa www.jovensalud.net, ofreciendo servicios informativos e interactivos creados para desarrollar en los adolescentes conocimientos, destrezas y motivación para vivir de forma saludable y efectiva. La filosofía que se promueve está basada en el autocuidado.

La campaña de divulgación de la plataforma se efectuó de marzo a mayo de 2012, y fue posible por las alianzas con centros educativos, alcaldías y propietarios de cyber cafés. También se contó con el aporte de líderes voluntarios, que brindaron su colaboración para dar la oportunidad a jóvenes rivenses de conocer y usar estas herramientas virtuales para prevenir seis conductas de riesgo peligrosas para la juventud latinoamericana.

Estos comportamientos son: daños autoinfligidos o accidentales (accidentes, violencia, suicidio, acoso escolar); consumo de tabaco, de alcohol y de drogas; conductas sexuales de alto riesgo que desembocan en embarazo adolescente e infecciones de transmisión sexual; falta de ejercicio físico y hábitos nutricionales deficientes.

Programa Joven Salud

Esta alianza permitió, que el programa Joven Salud se ofreciera de forma gratuita a 3,072 jóvenes de entre 10 y 24 años, en nueve municipios de Rivas, que tiene una población de 166,938 personas, de las cuales se estima que un 25% está entre las edades antes señaladas (41,734 jóvenes).

Durante la campaña de divulgación se atendieron 3,580 consultas virtuales, respondidas por psicólogas profesionales. Actualmente los adolescentes continúan usando los servicios de Joven Salud.

Las estrategias empleadas para que los jóvenes se informaran de los beneficios de la plataforma y de los lugares de acceso gratuito a computadoras con internet, fueron los medios de comunicación masivos: radio, televisión y perifoneo. También se utilizaron otros medios de divulgación como separadores de libros, mantas, volantes, carnés de Joven Salud, afiches y calcomanías.

Algunos de los servicios a los que tienen acceso los jóvenes son: cuestionarios interactivos en línea, que brindan retroalimentación inmediata acerca de las conductas de riesgo y salud, una biblioteca de temas de salud, un directorio de recursos a los que pueden acudir en cada comunidad, además de foros, chats y un servicio de consejería en línea.

Los beneficios de la campaña no solo llegan a los jóvenes, sino también a las instituciones educativas participantes y a la comunidad. Esto, debido a que al finalizar la campaña cada uno de los municipios donde se llevó a cabo podrán acceder a un informe general de los comportamiento de salud y de riesgo de todos los jóvenes que se registraron en el sitio y llenaron los perfiles de salud. Esta información les permitirá tomar medidas preventivas basadas en el conocimiento de las problemáticas particulares que presentan los jóvenes pertenecientes a cada municipio y centro educativo.

Cifras comparativas

Por ejemplo, los resultados comparativos de 11 indicadores de salud entre los y las jóvenes de Nicaragua que llenaron los cuestionarios de salud en esta campaña, muestran que los hombres tienen conductas más saludables en los siguientes comportamientos: uso de cinturón (31% vs. 29%), uso de condón (41% vs. 29%), ejercicio normal (76% vs. 60%), peso normal (74% vs. 69%), y no pensamientos suicidas (95% vs. 89%). Las mujeres tienen comportamientos más saludables en: no peleas (74% vs. 58%), abstinencia sexual (89% vs. 64), no uso de alcohol (85% vs. 78%), no uso de tabaco (93% vs. 82), no uso de armas (91% vs. 83) y no uso de drogas (99% vs. 95).

Estos datos, también disponibles por edad, pueden orientar a las instituciones estudiantiles y comunitarias en cuáles son las áreas prioritarias que se necesitan abordar, y quiénes son los que más necesitan de la intervención.