• San José, Costa Rica |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

La Embajada de Nicaragua en San José estos días ha estado desbordada por largas filas de nicaragüenses que buscan solicitar partidas de nacimiento y récord policial que de forma gratuita está extendiendo el Consulado, ante el anuncio de la Dirección General de Migración y Extranjería de Costa Rica de que estos documentos se están aceptando en dicha institución para tramitar y extender cédulas de residencia y permisos de trabajo.

Prácticamente toda la manzana donde se ubica la Embajada en Barrio La California, está rodeada de largas filas. Incluso, la calle que está al costado sureste del edificio, ha sido cerrada al tráfico por la policía.

Según el embajador Harold Rivas, en los últimos días se ha incrementado la afluencia, y unas mil doscientas personas son atendidas diariamente, sin embargo muchos se quedan sin poder ingresar a solicitar sus documentos, y tendrán que esperar hasta el día siguiente.

Día y noche
A las nueve de la mañana de este jueves, Alexandra Santana, originaria de Rivas y con veintitrés años de residir en Costa Rica, hacía fila mientras el cielo amenazaba con dejar caer una de esas fuertes lluvias que en esta época son normales en la capital josefina.

“Desde el lunes estoy aquí y todavía no he podido llegar a la puerta –dice Alexandra-. Lo que hago es que dejo a un familiar por la noche que cuide el campo, y yo regreso por la mañana.”

Según Alexandra, ella vive y trabaja en Alajuela, y tiene que estar pidiendo permiso a sus patronos. “El avance de las filas no es tan lento, pero sí hay mucho desorden, gente que se mete y se cuela. Por la mañana pasan dando 250 fichas. Por las tardes dan más. El que alcanza es atendido ese día. El que no, tendrá que volver al siguiente día o dejar a alguien por la noche cuidando el campo”, dice.

La Dirección de Migración y Extranjería de Costa Rica autorizó la semana pasada la medida, esto para facilitar que al menos cien mil nicas se acojan a los cuatro nuevos reglamentos transitorios que benefician a cuatro grupos de migrantes con visas vencidas, entre ellos los que ingresaron siendo menores de edad, los adultos mayores y personas con discapacidad, reglamentos que estarán vigentes hasta noviembre y febrero próximos.