• Nueva Segovia, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Tras cuatro días de debate en un juicio oral y público, el juez de Distrito Penal de juicios de Madriz, Erick Laguna Averruz, declaró la noche del jueves como culpables a dos expolicías y un civil, todos originarios de la comarca Ducualí, jurisdicción de Palacagüina, por los delitos de “tráfico y acopio de armas restringidas y crimen organizado”.

Los exmiembros de la Policía Nacional, Donald Hernán Blandón Ochoa, de 34 años, y Arquímedes Fanor Díaz Acuña, de 32, fueron los fulminados con la sentencia judicial junto a Jorge Luis Juárez Agurcia, de 27.

A quienes les soltaron las “esposas” para volver a la libertad fue a la expolicía Marisol Díaz Acuña y a Lets Tomás Peralta Olivas, al ser confirmados por el juez como inocentes en el proceso que se les seguía.

Fiscalía pidió penas duras

El caso se inició cuando la Policía conjuntamente con el Ejército de Nicaragua encontraron en Ducualí un buzón de armas, el 16 de mayo pasado, consistente en siete fusiles AK.

Laguna Averruz programó para el viernes 10 de septiembre la lectura de imposición de penas a los tres ciudadanos que declaró culpables. En el alegato de penas, el fiscal Nelson López solicitó 21 años y cuatro meses de cárcel para Díaz Acuña, por considerarlo el cabecilla del grupo denominado en el proceso como “Los Rayanos”.

En tanto, para Juárez Agurcia y Blandón Ochoa solicitó 12 años de cárcel y 200 días multa. Los abogados defensores, por su parte, solicitaron al juez que considerara penas mínimas para sus representados, porque no tenían antecedentes delictivos.