•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Protegidos por la oscuridad de la noche y armados de palos puntiagudos, grupos de mujeres y hombres se han lanzado ferozmente a las costas del Refugio de Vida Silvestre “La Flor”, para dedicarse al saqueo masivo de los huevos de tortuga paslama, convirtiéndose de esa manera en la peor amenaza del inicio de arribadas de tortugas marinas de la temporada 2012-2013.

Dicha información la confirmó a El Nuevo Diario, Marlon Laínez, coordinador del Refugio “La Flor”, quien recordó que estas costas son un santuario para las tortugas de la especie paslama, y se localiza a 22 kilómetros al sur de la ciudad turística San Juan del Sur, sobre la carretera que conduce a la comunidad El Ostional, fronteriza con Costa Rica.

De acuerdo con Laínez, los pobladores aparentemente hasta han perdido el miedo a las autoridades que resguardan el refugio y a las leyes que castigan la sustracción y consumo de huevos de tortuga paslama, ya que hasta “invaden en grupos de 30 y 40 personas y debido a que el personal de guardaparques, comunitarios y efectivos del Ejército es inferior, es imposible replegarlos” detalló.

25 mil huevos decomisados

Como evidencia del saqueo masivo de huevos, solo en lo que va de agosto las autoridades de la delegación departamental de Marena-Rivas, contabilizan la incautación de más de 25 mil huevos.

Según Laínez, las arribadas de la temporada 2012-2013 iniciaron entre el 18 y 20 de julio con la llegada de las primeras 959 tortugas, “que corresponde a pequeñas arribadas, con las que inicia la temporada, y en la segunda anidación que se estableció entre el dos y el cinco de agosto llegaron 2,700 quelonios, y también entonces aparecieron masivamente los saqueadores”, reveló.

¿Saqueadores de Managua?

Según los guardaparques, los saqueadores son generalmente de Managua y muchos andan sus cuerpos tatuados, y también se les han sumado lugareños que aún apuestan a la sustracción de huevos y sin ningún temor invaden constantemente el área protegida del refugio y hasta permanecen apostados en champas que han instalado en la parte sur de Playa El Coco.

“Nosotros al verlos lo que hacemos es tratar de sensibilizarlos y les explicamos que estas costas son áreas prohibidas y que existe una veda indefinida para sustracción y consumo de huevos de tortuga y que al infringir esta veda pueden ir a la cárcel, pero no entienden”, manifestaron. 

En la delegación de Marena-Rivas señalaron que la situación es causa de preocupación, debido a que los saqueos están sucediendo con las primeras  arribadas que ni siquiera son masivas, por lo que temen lo peor con la anidaciones masivas de septiembre y octubre.

Uno de los decomisos más grandes que se han dado en este mes ocurrió el seis de agosto, en Diriomo, Granada, donde la Policía Nacional incautó 14,624 huevos a “La Nandaimeña”, María Magdalena Flores, de 43 años, quien trasportaba el producto en un bus que salió de la ciudad de Rivas.

En tanto, el quince de agosto en un retén policial ubicado en el kilómetro 120 de la Carretera Panamericana Sur, la Policía incautó en horas de la madrugada un cargamento que contenía 9,328 huevos los que eran trasegados en un taxi en el que se movilizaban cinco mujeres.

PGR los está procesando

Aunque en estos casos el Ministerio Público no ha interpuesto ninguna acusación, la delegación departamental de Rivas de la Procuraduría General de la República sí lo ha hecho, y en el caso de “La Nadaimeña” hasta la señalan de ser reincidente y de haber sido condenada a seis meses de cárcel en febrero de este año.

En el caso del decomiso de los 9,328 huevos, la PGR acusó por aprovechamiento ilegal de los recursos naturales a la capitalina María Rivera Espinoza, de 31 años, y a las rivenses Juana Membreño Gazo, Yolenia Gutiérrez, María del Carmen Rodríguez, de 49 años y habitante de San Juan del Sur, y Cristina Balmaceda Juárez, también sanjuaneña.

Junto con ellas fue acusado el taxista José Ramón Avilés, ya que los funcionarios de la PGR aducen que este conocía del trasiego de huevos y que hasta lo habían contratado para hacer el viaje.

La acusación a las cinco mujeres y el taxista fue admitida en el Juzgado Local Penal de Rivas y todos permanecen con arresto domiciliar, el 27 de agosto se les realizará la audiencia inicial y en el caso de María del Carmen Rodríguez, la PGR también la identifica como reincidente en este tipo de delitos, ya que en octubre de 2011 fue detenida junto con “La Nandaimeña”, detenida en Diriomo.

En los registros de la PGR también se detalla el proceso judicial en contra de Israel Rocha, quien irá a juicio hoy martes por este mismo ilícito, ya que junto con otras dos personas fue detenido con 150 docenas de huevos de tortuga y en este caso sus otros dos amigos admitieron los hechos y la juez los penalizó con la realización de trabajos comunitarios.