•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Son 26 las zonas urbanas en las que las caponeras mantienen operaciones, según datos del Irtramma, pero pese a los acuerdos que se firmaron el pasado 4 de febrero, cuando taxis y buses se iban a ir a huelga indefinida, siguen apareciendo más mototaxis cuyos dueños piden la pronta legalización para no estar siendo multados.

El pasado lunes más de un centenar de caponeros de seis cooperativas se plantaron en las afueras del ente regulador exigiendo al titular de dicha dependencia, Francisco Alvarado, que les entregue las 27 caponeras retenidas, facilite sus procesos de legalización y que no haya persecución contra el gremio.

Rigoberto Rodríguez, caponero de la cooperativa 28 de Mayo, quien opera en el sector de Villa Flor Sur reconoció que no cuentan con ningún tipo de documento para trabajar pero que cada vez que hacen operativos, las autoridades del Irtramma les ponen multas de hasta 500 córdobas y se les llevan la mototaxi.

“Perdemos C$300 diariamente”

“Son 15 días los que retienen la caponera, más la multa, nosotros perdemos como 300 córdobas diarios y después quedamos mal con el banco, solo ahí son 80 dólares de cuotas”, detalló Rodríguez.

Álvaro Madrigal, caponero de la cooperativa Crisol, que opera en Sabana Grande, aseguró que ya hasta se pagaron adelantos para los permisos de operación provisionales que está extendiendo el Irtramma y que no es posible que ellos aún sigan de ilegales.

Tras una reunión que se prolongó más de una hora, los caponeros lograron acuerdos con la autoridad del ente regulador, Francisco López, presidente de la cooperativa de Villa Libertad, aseguró que a más tardar en la primera semana de septiembre les darán los permisos de operación.

“Vamos a pasar primero por una inspección mecánica y ya para septiembre tenemos los permisos de operación provisionales, con las motos retenidas las van a entregar a todos aquellos que tengan siete días, ya no van a hacer 15, con lo de la multa aún se está trabajando”, señaló López.

Acuerdos de febrero

Sin embargo, en febrero pasado cuando se dio la crisis de transporte porque tanto miembros de cooperativas de buses como taxis indicaron que estaban teniendo pérdidas por la invasión de las caponeras en sus corredores que se elaboró un acuerdo con reglas que tenían que cumplir las mototaxis.

Entre ellas, solo pueden ir a la gasolinera en horas de la noche, deben estar estacionadas a no menos de 25 metros de la carretera y lo principal ya no se iba a conceder permisos para que operen.

Actualmente, según estadísticas del ente regulador, más de 600 caponeras han invadido los corredores del transporte colectivo y selectivo, de ellas 446 de 15 puntos de carretera norte ya han sido ordenadas pero la cantidad de las mototaxis ya sobrepasan las 1,200 en toda la capital.