•   Granada, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Al finalizar tres días de audiencia de apelación, el estadounidense Jason Zachary Puracal se declaró inocente de los delitos de transporte internacional de estupefacientes, psicotrópicos y otras sustancias controladas, lavado de dinero y portación ilegal de armas de fuego, hechos que se le atribuyen junto a otros diez nicaragüenses.

El extranjero efectuó su derecho a la última palabra para dirigirse a los magistrados de la Sala Penal del Tribunal de Apelaciones de Granada, TAG, quienes escucharon a algunos involucrados que voluntariamente tomaron el micrófono.

“Soy ciento por ciento inocente de lo que se me acusa. Nunca he vendido, comprado ni usado cocaína. Nunca he lavado dinero en ninguna forma y antes del 11 de noviembre de 2010 no conocía a ninguno de los otros acusados”, dijo.

A su lado, se encontraban Manuel Antonio Ponce Espinoza, Ronald Danilo Sánchez, Segundo Rufino Ponce, José Vicente Lanzas Espinoza, Delvin de Jesús Bolaños, Manuel Antonio Flores Ramírez, Róger Antonio Núñez, Omar Antonio Cerda Vílchez, Jáder Antonio Hernández Velásquez y Paulina Monge Camacho.

Los funcionarios judiciales escucharon también los alegatos del fiscal del Ministerio Público, Rodrigo Zambrana, quien respondió a cada uno de los agravios presentados por la parte defensora.

De acuerdo al Código Procesal Penal, los interesados deberán esperar unos diez días para conocer la sentencia, en vistas de que el caso conlleva una tramitación compleja.

“El plazo ordinario para conocer una sentencia es de cinco días, pero como este caso fue declarado de tramitación compleja, la ley dice que el término se duplica, es decir diez días hábiles, no incluye feriados, ni sábados ni domingos”, manifestó Fabrith Gómez Meza, defensor del estadounidense.

No ha lugar

El Tribunal no dio ha lugar a la apelación que introdujo la Procuraduría General de la República, PGR, de que le fueran adjudicados los bienes incautados a los acusados. Los magistrados ratificaron la decisión de primera instancia de no entregarle los bienes como depósito. En el último día de audiencia, durante la dúplica, fue notoria una leve decaída en los argumentos ofrecidos por la Fiscalía.

La condena

En septiembre de 2011 el titular del Juzgado de Distrito Penal de Juicio de Rivas, Kriguer Artola Narváez, los condenó a penas de hasta 26 años de cárcel.

La acusación detalla que estos pertenecían a una célula criminal dedicada a recibir droga proveniente de Costa Rica para trasladarla vía acuática y terrestre hacia El Salvador y Guatemala.

El documento señala particularmente a Puracal de haber utilizado una oficina de bienes raíces con el propósito de comprar propiedades con dinero proveniente del narcotráfico, hecho que fue negado por éste.

En la audiencia estuvieron presentes funcionarios de la Embajada de los Estados Unidos en Nicaragua, país que ha solicitado al Gobierno del presidente Ortega se le otorgue la libertad al norteamericano, por no haber evidencias que lo incriminen.

Los abogados reconocieron el trabajo de los magistrados Roberto Rodríguez, Ángela Gross y Auxiliadora Alemán, quienes “manejaron el proceso con gran profesionalismo, ahora solo queda esperar”, enfatizó Gómez Meza.