•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN EFE

La Policía de Nicaragua reforzó hoy la seguridad en los juzgados a pocas horas de que comience el juicio oral y público contra una red internacional presuntamente involucrada en el asesinato del artista argentino Facundo Cabral.

Entre los acusados por los delitos de narcotráfico, lavado de dinero y crimen organizado está el empresario nicaragüense Henry Fariñas, supuesto blanco del atentado en el que murió el artista argentino en Guatemala el 9 de julio de 2011.

El presunto líder de la red es el costarricense Alejandro Jiménez, alias "El Palidejo", preso en Guatemala, donde se le procesa por los delitos de asesinato, asesinato en grado de tentativa y asociaciones ilícitas por el caso Cabral.

El juicio estará a cargo de la jueza Adela Cardoza, titular del segundo distrito de lo penal, y se realizará bajo "estrictas medidas de seguridad", confirmó hoy el portavoz judicial, Roberto Larios.

Por su parte, el portavoz de la Policía nicaragüense, Fernando Borge, dijo a Efe que han desplegado agentes de las fuerzas antidisturbios, contra explosivos, antidrogas y canina, de inteligencia y otros para garantizar la seguridad de los asistentes a ese juicio.

Fariñas llevaba al artista argentino hacia el aeropuerto cuando se produjo el ataque armado presuntamente planificado por "El Palidejo" en represalia por el robo de un cargamento de drogas, según la Fiscalía guatemalteca.
El empresario, que está detenido de manera preventiva desde el pasado 1 de abril en Managua, ha dicho que no llegará "con vida" al inicio del proceso oral y público.

Sobre la acusación en su contra, Fariñas, que recibió varios disparos en el atentado en el que murió el cantautor argentino, ha dicho que quisiera decir muchas cosas al respecto, pero que "por sugerencia" de su abogado, Carlos Chavarría, no lo hará.