•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Alcanzar hacia fines de 2015, en los países de América Latina y el Caribe, una reducción del 75% en el número de escuelas que no brindan educación integral sobre sexualidad, y reducir en un 50% el número de adolescentes y jóvenes que carecen de acceso a servicios se salud sexual y reproductiva adecuados, fueron las metas asumidas por los ministerios de Salud y Educación en la declaración ministerial ‘Prevenir con Educación’, firmada en 2008.

A cuatro años desde su implementación, Nicaragua solo ha tenido un avance del 48%, muy por debajo de la media, comparado con otros países de la región como Guatemala, Costa Rica y El Salvador.

En dicho acuerdo, firmado durante la Conferencia Internacional sobre el Sida, realizada en México, los gobiernos de la región se comprometieron a desarrollar estrategias focalizadas en adolescentes y jóvenes para fortalecer los esfuerzos en prevención del VIH y embarazos.

Freddy Cárdenas, Director Ejecutivo de Profamilia, lamenta que el resto de los países involucrados hayan tenido avances que se demuestran en la evaluación realizada el año pasado.

Y es que el análisis comparativo de 2010 a 2011 evidencia solo un avance del 9% en Nicaragua, al igual que en Guatemala, y casos como el de Panamá demuestra un avance de solo 7% en 2011, que se suma al 27% que obtuvo en 2010. Costa Rica, El Salvador, México y Honduras muestran un avance de 60, 57, 51 y 48%, respectivamente, durante esos dos años.

Faltan planes en conjunto

Para Cárdenas, esto sucede porque los ministerios de Salud y de Educación en Nicaragua, carecen de la implementación de un plan conjunto que impulse las estrategias y acciones de la declaratoria, sumado la ausencia de presupuesto para su ejecución. “En la primera parte de esta declaratoria tuvimos un gran avance (39%), pero al siguiente solo alcanzamos 9%, porque el país se ha polarizado en el tema de la salud sexual y reproductiva… es más restrictiva la participación del Gobierno en alianzas con las ONG, y eso limitó la buena coordinación que estábamos teniendo en algún momento”, sostuvo.

Sin embargo, el Fondo de Población de las Naciones Unidas logró mantener la alianza en cooperación con el Ministerio de Educación, y con eso se logró terminar el Manual de Educación Integral de la Sexualidad para los maestros, “los que ahora impulsaron todo un operativo de capacitación, y se habla de que ya hay 1,500 capacitados”, indicó Cárdenas.