• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

La fabricante de productos de belleza y de cuidados para bebés, Johnson & Johnson Family of Consumer Companies, lanzó un comunicado en el que anuncia el retiro o reducción de cuatro ingredientes de sus productos a partir de 2013, por considerarlos potencialmente dañinos para la salud.

Estas sustancias son el formaldehído (que se usa como preservante y fijador), el ftalato (utilizado para incrementar la flexibilidad), el dioxano (un disolvente) y el triclosán (antibacterial y antifúngico).

Los cambios rigen no solo en los productos para niños, sino también en las marcas Neutrogena, Aveeno, RoC, Lubriderm y Clean & Amp; Clear.

Según lo indica un comunicado publicado el pasado 15 de agosto en la página web de la compañía, se tomó la decisión de eliminar estas sustancias que han estado en el ‘ojo público’.

“Hemos decidido eliminar o reducir ciertos ingredientes que son seguros, según las regulaciones científicas y los estándares en varias partes del mundo, como Estados Unidos y China”, dice el comunicado.

“Hacemos el cambio porque escuchamos a la gente que confía en nuestros productos y tiene preocupaciones. Queremos que se sientan seguros con los productos que llevan a casa”, añade el documento.

Efectos de las sustancias

Según el dermatólogo Jorge Neira, “el triclosán está presente en muchos productos cosméticos (jabones, desodorantes, pastas de dientes, sanitizadores, etc.) como agente desinfectante”.

Señaló que un estudio publicado en 2010, realizado por unos científicos pertenecientes al Institut Català de Recerca de l’Aigua (ICRA), advierte sobre los posibles efectos tóxicos del triclosán y su persistencia en los sistemas fluviales, ya que el proceso de depuración de las plantas de tratamiento no puede eliminarlo.

Por su parte, el Comité Científico de Seguridad de los Consumidores (CCSC) de la Comisión Europea, concluye que, hasta la fecha, no hay pruebas de que el uso del triclosán conduzca a un aumento de la resistencia a los antibióticos.

Es por ello que, según una declaración oficial solicitada por El Nuevo Diario a esta multinacional, dice textualmente que “usted tiene nuestro compromiso de que los productos de belleza y de cuidados para bebés de Johnson & Johnson Family of Consumer Companies disponibles hoy en día, son seguros y eficaces cuando se usan según las indicaciones. Muchos de nuestros productos se han utilizado durante décadas en todo el mundo y usados por más de miles de millones de veces”.

Agrega que “toda la línea cumple o excede los estándares del gobierno en los países donde se venden, así como las normas de seguridad de cosméticos de EU, UE y China. Cuando las normas son diferentes, aplicamos la más estricta”.

Dióxido fuera

Neira indicó que el dioxano, otra de las sustancias retiradas en los productos de Johnson & Johnson, se utiliza sobre todo como disolvente, “entonces puede disolver algunas sales inorgánicas que facilitan su reacción en disolución”.

Nuestro sitio web www.safetyandcarecommitment.com

Productos con poco o nada de formaldehido

El formaldehído, según el dermatólogo, es un gas incoloro de olor penetrante que se emplea como conservante en gran cantidad de productos de higiene y cosméticos de aplicación industrial.

“Tanto el formaldehído como las sustancias capaces de liberar formaldehído son una causa común de dermatitis de contacto alérgica que, a menudo, se cronifica, dada la dificultad que tienen los pacientes alérgicos para evitar por completo estos alergenos de distribución tan ubicua”, explicó.

En el caso del ftalato o ésteres de ácido ftálico son un grupo de compuestos químicos empleados principalmente como plastificadores (sustancias añadidas a los plásticos para incrementar su flexibilidad). Uno de sus usos más comunes es la conversión del poli (cloruro de vinilo) (PVC) de un plástico duro a otro flexible.

De tal manera, el anuncio del retiro o reducción de estas sustancias, para Johnson & Johnson es un orgullo, por ser la primera empresa más grande de la industria en comprometerse públicamente a ejecutar estos cambios.