• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Un total de US$9,255,631 es el monto total que los falsos periodistas mexicanos de la cadena Televisa llevaban en los vehículos que fueron incautados por la Policía Nacional, informó ayer la primera comisionada Aminta Granera, luego de que las autoridades terminaran el conteo de los billetes.

Granera indicó que el dinero fue contado por miembros del personal del Banco de la Producción, Banpro, y que el mismo quedó depositado en ese banco y está a la disposición de la Corte Suprema de Justicia, CSJ.

La jefa policial informó, además, que ya tienen determinados los movimientos migratorios y el número de ocasiones en que los 18 falsos periodistas de Televisa ingresaron a Nicaragua, pero no quiso adelantar detalles al respecto, ni de los nicas que están investigando por haber tenido contacto con los extranjeros.

“No vamos a dar información, Carlos, por beneficio de la propia investigación. Tenemos muchos avances, y en su momento vamos a dar toda la información que ustedes requieren”, respondió la primera comisionada.

Supenden a jefe en Peñas Blancas

El jefe de la Policía de Peñas Blancas, subcomisionado Pedro Huembes, fue separado inesperadamente de su cargo este fin de semana, mientras se lleva a cabo el proceso investigativo que realiza la Policía Nacional sobre los falsos periodistas mexicanos, que desde 2010 entraban y salían de Nicaragua bajo la fachada de ser parte de un equipo de la cadena Televisa.

De acuerdo con una fuente policial, la Dirección de Auxilio Judicial Nacional es la encargada de esta investigación con la cual pretenden identificar a los posibles contactos que tenían los falsos periodistas en Nicaragua

“Y como parte de estas investigaciones se ha manado a traer a gente de la frontera de Peñas Blancas a declarar sobre este tema, y a la vez, por orientaciones superiores, se decidió suspender de su cargo al jefe de la frontera”, detalló la fuente.

Nuestra fuente confirmó que el primero en ser trasladado a Managua a la Dirección de Auxilio Judicial Nacional, fue Fidel Martín Morales, quien se mantenía en la frontera de Peñas Blancas realizando trámites, y hasta la tarde de ayer continuaba siendo parte de los interrogados.

Además de haber separado de su cargo al subcomisionado Huembes, la Dirección de Auxilio Judicial Nacional decidió trasladar a Managua a un estibador rivense que se dedica a bajar y a subir los bultos en el complejo aduanero, y de quien, por ende, requerían escuchar su versión.

Tras la suspensión del subcomisionado Huembes, las autoridades policiales dieron a conocer que su lugar sería ocupado de manera interina por el comisionado Ramón Pérez, quien trabaja en la delegación departamental de la Policía de Rivas.

El Nuevo Diario trató en reiteradas ocasiones de conocer la versión del subcomisionado Huembes, pero su celular pasó apagado todo el día, y en Peñas Blancas informaron que se encontraba en Managua desde la tarde del sábado.

No descartan que tuvieran cómplices

La comisionada Aminta Granera se limitó a decir ayer que no descartan la complicidad de gestores de la Dirección General de Aduanas con los mexicanos, y el posible vínculo de algunos oficiales de Policía.

“Hay avances en las investigaciones, pero como decía ayer, no podemos dar información en este momento, hay bastante información operativa. Estamos trabajando intensamente, los compañeros de Auxilio Judicial, de Drogas, de Inteligencia, tanto como de la Policía Nacional de Nicaragua como de la Policía de la región; estamos en constante comunicación y estamos trabajando día y noche”, aseveró Granera.

“Siempre la bases, logística que nosotros llamamos, la ayuda (que reciben los criminales organizados), ellos replantean, echan combustible, duermen, (buscan) facilidades para pasar la frontera, eso es lo que estamos investigando, qué tipo de ayuda se les ha prestado para que puedan haber ingresado y salido de nuestro país con una caravana que desde el primer momento nos llamó la atención, y hemos dejado pasar precisamente para ver que más hay”, señaló la directora policial.