•   Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

San José acogió el martes y miércoles el “Encuentro Regional de Trabajo de Departamentos Consulares y Ministerios de Relaciones Exteriores de Centroamérica y México”, con el fin de prevenir la trata o comercio de personas en la región.

El evento fue organizado por la Conferencia Regional sobre Migración, CRM, la Organización Internacional para las Migraciones, OIM, y el Ministerio de Relaciones Exteriores de Costa Rica.

Participaron Robert Paiva, Director Regional de la OIM para Norte, Centroamérica y el Caribe; Marcela Chacón, Viceministra de Gobernación de Costa Rica, y representantes consulares de la región.

El encuentro regional tuvo como objetivo consensuar un protocolo de asistencia consular para la atención de las víctimas y la prevención de la trata de personas, desde un enfoque de los Ministerios de Relaciones Exteriores del área, algo que se ha venido realizado en los últimos dos años a través de talleres nacionales llevados a cabo en todos los países de Centroamérica y México.

Esclavitud del siglo XXI

La trata o comercio de personas la ejercen organizaciones criminales que ofrecen trabajos con buenos salarios, y consiste en el traslado forzoso o por engaño con propósitos de esclavitud reproductiva, explotación sexual, trabajos forzados, extracción de órganos, entre otros, por lo que los migrantes son vulnerables a caer en las redes de estos grupos criminales.

“Es un delito internacional de lesa humanidad y se le conoce como la esclavitud del siglo XXI”, dijo el vicecanciller costarricense Carlos Roverssi, este delito se ha incrementado en forma alarmante durante los últimos años.

“La trata es el segundo delito que produce mayores ingresos para el crimen organizado, superado únicamente por el narcotráfico y seguido del tráfico de armas”, dijo Roverssi.

Según la Organización de Naciones Unidas, en el mundo alrededor de dos millones y medio de personas son víctimas de la trata bajo cualquiera de sus formas. Se cree que entre el 22 y el 50% son niños y niñas, y uno de los blancos principales de estas organizaciones criminales son los migrantes.

La Organización Internacional del Trabajo, OIT, afirma que el negocio de la trata mueve más de 32,000 millones de dólares por año en el mundo, y que la mayor parte de las víctimas son niñas, niños y mujeres. En América Latina, dos millones de niños y adolescentes son víctimas de explotación sexual comercial o laboral.

Nicaragua estuvo representada por Ana Cecilia Solís, Directora de Protección a Nacionales, del Ministerio de Relaciones Exteriores; y Luciana María Chávez, especialista en Asuntos Consulares y Migratorios, de dicho Ministerio.

Recientemente las autoridades nicaragüenses señalaron que este delito está siendo debidamente tratado en el país, ya que se ha logrado desarticular varias bandas dedicadas a la trata de jovencitas con fines de explotación sexual comercial.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus