•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Al menos 450 nicaragüenses son atendidos diariamente en Costa Rica para el proceso de regularización migratoria llamado “transitorio”, y por primera vez se ha combinado en esta tarea Migración, el Consejo Supremo Electoral, la Policía y la Cancillería.

Martha Cranshaw, quien forma parte de la Red Nicaragüense de la Sociedad Civil para las Migraciones, dijo que el proceso va lento, teniendo en cuenta que la meta es atender a 100,000 nicas para que arreglen su situación de conformidad con el Reglamento de Extranjería de Costa Rica, lo que vence entre el 17 de noviembre del presente año y febrero del 2013, por lo que hizo un llamado a aumentar los esfuerzos binacionales de las autoridades nicaragüenses y costarricenses.

“En el marco de este proceso, desde el 7 de agosto la Dirección General de Migración de Costa Rica autorizó que la partida de nacimiento y el récord de policía que se entrega en el consulado, sean documentos válidos para iniciar el expediente y respaldar los documentos de solicitud de residencia”, dijo Cranshaw, valorando los esfuerzos que se hacen en el consulado de San José, pero considerando que no hay tiempo suficiente para alcanzar la meta.

Ante la representación de la Red para las Migraciones recomendó a las Instituciones del Estado de Nicaragua que integran el Consejo Nacional de Migración, con la participación de otros ministerios y poderes del Estado, como la Asamblea Nacional y Consejo Supremo Electoral, que adopten medidas urgentemente, de no ser así, con el vencimiento del plazo para la regularización, Migración del vecino país iniciará las deportaciones.

Jorge Estrada, coordinador de la Red para las Migraciones, calculó que a este paso irán quizá 50,000 personas que hayan introducido sus documentos, pero detrás de ellos hay muchos que se han invisibilizado, por lo que es necesario una legislación que regule y ayude a que la migración nicaragüense se haga documentada.

“La Red Nicaragüense viene con una campaña de concienciación, y en las próximas semanas se realizará una serie de talleres para contribuir con la materialización de la Ley de Atención a los Nacionales en conjunto con la Comisión de Población, Municipios y Desarrollo de la Asamblea Nacional”, dijo Estrada, recordando que el 75% de la población extranjera en Costa Rica es nicaragüense, de los cuales al menos 300,000 no tienen su documentación en regla.

Una meta es que para este año en la Asamblea Nacional se apruebe la ley mencionada, para esto se reunirán la próxima semana, cuando también harán la propuesta de la creación de una política migratoria más amplia.

Norma Hernández, en representación del Servicio Jesuita para Migrantes, mencionó que se debe tener en cuenta que no todas los nicaragüenses en Costa Rica tendrán la posibilidad de regularizarse.