•   Condega, Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Las protestas de los productores de frijol que exigen del Gobierno el incremento en los precios del grano rojo, continúan en la salida norte de Condega y aunque unos mil quinientos labriegos fueron desalojados de un tranque que mantenían sobre la vía Panamericana, la noche del viernes por fuerzas policiales, mantienen un plantón en la carretera que va hacia San Sebastián de Yalí, desde la mañana de ayer.

Dichos piquetes de protesta están a unos 500 metros del empalme, mientras fuerzas policiales no les permiten el avance hacia la zona urbana.

Viajeros frecuentes señalaron que la situación se mantiene tensa, con la presencia fuerzas antimotines en distintas colinas que bordean el poblado.

Se conoció que unos 120 uniformados de la Dirección de Operaciones Especiales fueron trasladados a Condega, junto a más fuerzas policiales de Matagalpa, Madriz y Nueva Segovia, que han reforzado a los oficiales de Estelí a fin de prevenir mayores hechos de violencia.

Los productores se quejan por el supuesto incumplimiento de unos acuerdos suscritos hace un mes con funcionarios del Gobierno central, a raíz de otra protesta que establecía --según dijeron-- la liberación de las exportaciones del grano hacia El Salvador y la simplificación de los trámites en Estelí, así como la reducción de los permisos, de siete a cuatro dólares.

El tranque del viernes sobre la vía Panamericana culminó con el incendio de una ambulancia del centro de salud de Condega y lesiones al conductor, Reinaldo López.

Marta Espinoza Matute, del barrio “Prudencio Serrano”, de Condega, explicó que sus padres resultaron perjudicados en su salud debido al humo de las quemas de llantas, ya que padecen de problemas cardíacos.

Los productores acusan a las fuerzas antidisturbios que llegaron de Ocotal, Matagalpa y Managua, de haberles disparado balas reales y balines que dejaron varios heridos.

No es político

Wilson Peralta, de la comunidad Plan de Grama, aclaró que tales protestas no tienen carácter político y acotó que ellos no andaban armados.

Por su parte, Erick García detalló que las demandas incluyen que la Policía detenga una ola de captura de campesinos. Pero la teniente Yessenia Herrera, portavoz de la entidad, desvirtuó tales aseveraciones y dijo que los uniformados lo único que hicieron fue restablecer el orden y evitar que a la población se le vulneren los derechos de libre circulación.

Wenceslao Ruiz, otro productor, señaló que las protestas las mantendrán hasta las últimas consecuencias, a pesar de la represión de la Policía.

Indicó que dejaron sus cultivos abandonados para unirse a la protesta y que las pérdidas son grandes porque actualmente preparaban las tierras para la siembra de postrera.

Este sábado una delegación del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, encabezada por Alberto Rosales, de la oficina de Estelí, se movilizó hasta el lugar, donde recogió una serie de denuncias de los productores.

Rosales acotó que están dispuestos a conformar una comisión que pueda encontrarle una salida al problema, porque no es posible que la Policía y los campesinos sigan enfrentándose.

De igual forma señaló que el problema principal estriba en que no hubo una comisión amplia para que le diera seguimiento a los acuerdos suscritos por funcionarios gubernamentales hace un mes.

“Lo que miramos es que no existe voluntad del Gobierno para llegar a un entendimiento y cumplir los acuerdos rubricados”, acotó Rosales. No obstante, funcionarios del Gobierno, que han pedido a los periodistas no identificarlos, señalaron que en ningún momento han violentado lo acordado.

Explicó que van a establecer contactos con autoridades policiales y funcionarios del Gobierno para establecer un mecanismo de diálogo.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus