•   Siuna, RAAN, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Freddy Aráuz, de 17 años; Denis Figueroa, de 24; Leonel Castellón, de 30, y Reynaldo Aguilar, de 20 años, están bajo investigación tras el enfrentamiento entre una patrulla militar y un grupo de presuntos delincuentes, que dejó tres muertos y dos heridos en Siuna.

El hecho se registró en horas de la mañana del pasado domingo en el sector de El Guayabo-El Resbalón, 40 kilómetros al suroeste de Siuna, Región Autónoma del Atlántico Norte.

El comisionado mayor Otilio Duarte, jefe de la delegación policial del Triángulo Minero, dijo que van a realizar una investigación minuciosa a los detenidos en las próximas 48 horas.

“Vamos a revisar todos los expedientes y a realizar las indagaciones pertinentes, para ver si alguno está vinculado con este caso, o bien deslindar la responsabilidad de cada uno y ponerlos en libertad”, comentó Duarte.

El jefe policial calificó como delincuentes a los civiles que murieron en el enfrentamiento contra los militares, ya que a su criterio todo aquel que dispara a una autoridad es un delincuente, pero refirió que son casos aislados, y observó que las bajas son los riegos del enfrentamiento a la delincuencia que opera en el Triángulo Minero.

Ejército mantiene tropas

El teniente coronel Marvin Paniagua, jefe del Batallón Ecológico, a cargo de la VIII Región Militar, aseguró que mantendrán tropas en la zona, las cuales estarán patrullando desde el puesto militar de El Hormiguero, ubicado a unos 17 kilómetros de Siuna.

Referente al estado de los soldados que resultaron heridos en el tiroteo, afirmó que ambos están fuera de peligro.

El pasado domingo, en horas de la mañana, una patrulla militar conformada por seis soldados del Batallón Ecológico buscaban información sobre una banda delincuencial, cuando se toparan en el camino de Las Barandas, sector de El Guayabo, a un grupo de unos 12 hombres que cargaban a un enfermo, pero los militares también observaron a dos sujetos que iban detrás, quienes desobedecieron la señal de alto. Fue entonces cuando se produjo el enfrentamiento.

En la refriega perecieron el sargento segundo Wilmer García Méndez, de 28 años, y los hermanos José Gómez Gómez, de 20 años, y Martín Gómez Gómez, de 30, a quienes se les ocupó un revólver calibre 38 y una pistola calibre 9 milímetros.

Los soldados José Gabriel Quintero Flores, de 20 años, y Álvaro Gregorio Vanegas Morales, de 34, resultaron heridos, pero están fuera de peligro.

El 9 de diciembre de 2011 en ese mismo sector fue abatido a tiros el subinspector Atileano Murillo Rodríguez, mientras su acompañante, el suboficial Socorro Perfecto, quedó herido.

Días después, durante operativos que realizaron fuerzas combinadas del Ejército y de la Policía en ese mismo sector, chocaron con la banda delincuencial conocida como “Los Pineda”, donde murió uno de sus miembros y capturaron a otros dos.