•   Granada, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Las autoridades del Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales, Marena, y del Centro de Investigaciones de Recursos Acuáticos, CIRA, investigan desde ayer la mortandad de miles de peces de diversas especies ocurrida en algunas zonas del lago Cocibolca, y que ha causado alarma entre los pobladores de la zona.

Las mojarras, guapotes, barbudos y sábalos reales de todo tamaño que yacen muertos, son todo un banquete para las aves de rapiña en algunos sectores del Gran Lago, donde los lugareños relacionan lo que aparenta ser una tragedia ecológica, con el uso indiscriminado de químicos en las plantaciones de arroz cercanas.

Los pobladores señalan específicamente las plantaciones situadas cerca de los esteros El Burro, Montezuma y Las Lajas, donde se concentra la mayor mortandad de peces.

“Están contaminando la mayor reserva de agua que tenemos los nicaragüenses, después no vamos a poder salvarla”, lamentó Mario Miranda, uno de los dirigentes comunitarios de Malacatoya.

CIRA y Marena ya están en la zona

La patética escena es más palpable a lo largo de la ruta hacia El Paso, jurisdicción de la comarca Malacatoya, departamento de Granada, donde algunos pobladores creen que está el origen de la mortandad, y donde investigadores del Marena y del CIRA tomaban muestras ayer.

Don Facto Adán Miranda, habitante del sector de Cauloa, expresó que el fuerte oleaje continúa dejando expuesta en las costas del lago una cantidad incalculable de peces.

Pestilencia es insoportable

“Esto tiene varios días de estar así: los peces vienen con las olas, quedan tirados en la costa y hay una pestilencia que ya no soportamos. Aquí no hemos visto a ninguna institución del gobierno preocupada por lo que está pasando”, reclamó.

Sin embargo, los funcionarios del Marena sí han visitado otras zonas. “Ellos vinieron a llevarse las pruebas; anduvieron desde la laguna de Tisma hasta la desembocadura del río Tipitapa, pero todavía no conocemos los resultados (de la investigación)”, agregó el dirigente comunitario Mario Miranda.

Con los peces muertos han aparecido también varias tortugas que han sido recogidas por algunos pescadores o recolectores de leña.

“Ahora en la mañana (ayer) apareció un sábalo que estaba medio muerto, y tres hombres que andaban en un carretón de caballo, lo levantaron y se lo llevaron. Si es para comérselo, creo que es muy grave, porque están poniendo en peligro la vida de ellos y la de sus familias”, añadió Miranda.

El Nuevo Diario intentó obtener una versión del caso, de parte de la delegada departamental del Marena, Ligia Flores Castillo, pero en su oficina dijeron siempre que la funcionaria pública se encontraba ocupada.

En Managua, los funcionarios del departamento de Relaciones Públicas del Marena, señalaron que el caso es investigado desde el pasado jueves, cuando se conformó una comisión de funcionarios del Minsa, de Marena, de la municipalidad de Granada y de pobladores que alertaron sobre el fenómeno.

Dicha comisión cuenta con veinte días para dar los resultados de los estudios, que incluyen análisis del agua del lago.

Para hoy martes, el Marena prometió ampliar sobre la investigación en curso.