• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Los cinco panameños que fueron retenidos el sábado en el puesto fronterizo El Espino, quienes viajaban a bordo de dos camionetas equipadas como unidades móviles, continuaban siendo investigados anoche en la Dirección de Auxilio Judicial, DAJ, de la Policía Nacional, debido a que encontraron inconsistencias en la investigación que se les realizó desde que entraron al país.

Ayer por la mañana, las autoridades policiales habían informado que a los panameños no les habían encontrado nada ilícito y que quedarían libres para viajar a su país de destino, pero por la noche cambiaron la versión y dijeron que continuaban investigando.

Anoche, el jefe de Relaciones Públicas de la Policía Nacional, comisionado mayor Fernando Borge, fue cauteloso al referirse al caso de los panameños, señalando únicamente que encontraron inconsistencias, pero que no podía revelar mayores detalles.

Sin embargo, algunos medios de comunicación radiales y televisivos, citando fuentes extraoficiales, informaban anoche que los panameños retenidos podrían ser acusados en los tribunales en las próximas horas, por un delito que aún las fuentes autorizadas de la Policía no revelaban.

Borge afirmó que “producto de una serie de investigaciones se decidió retenerlos para ampliar las indagaciones”.

Ayer por la mañana, Borge manifestó que los panameños “se mostraron muy comprensivos, colaboradores”.

Los detenidos, supuestamente, laboran para una empresa de transmisión de eventos, denominada Antenas y Sistemas S.A., cuya sede está en Panamá

Dotadas de equipos satelitales

Las camionetas Mercedes Benz y Fiat, con placas panameñas 607248 y 896192, en las que viajaban los extranjeros, están dotadas de antenas de transmisión satelital, y al ser retenidos la noche del sábado, sus tripulante se identificaron como técnicos en montaje de antenas, según el comisionado mayor Fernando Borge.

El vocero policial recordó, el domingo en la noche, que a raíz de la detención de los 18 mexicanos que portaban US$9.2 millones, los cuales venían escondidos en caletas de seis Van que tenían el logo de Televisa, han incrementado notablemente las medidas de seguridad.

Los mexicanos a los que se les está llevando un proceso judicial en el país por los delitos de transporte internacional de estupefacientes, lavado de dinero y crimen organizado, fueron detenidos el pasado 20 de agosto en el puesto fronterizo de Las Manos, frontera con Honduras, cuando entraron con seis unidades móviles de televisión, haciéndose pasar como periodistas de la cadena mexicana Televisa.