•   Managua  |
  •  |
  •  |

Por más de una hora y  media los usuarios de las dos compañías que operan la telefonía inalámbrica en Nicaragua fueron afectados con la interrupción del servicio tras el sismo de 7.6 grados en la escala de Richter que estremeció el vecino país del sur Costa Rica.

Miles de usuarios reportaron a través de las diferentes redes sociales el descontento por la caída del servicio ya que no podían comunicarse con sus familiares y amigos.

De acuerdo a un comunicado que emitió la compañía telefónica Claro los servicios fueron restablecidos 45 minutos después del temblor.

Sin embargo, Roberto Sansón, Gerente General de la empresa explicó que “es significativo que ninguna celda o ningún otro componente de red sufrió daños, si no que el fenómeno de saturación se dio únicamente por las constantes llamadas que hicieron los usuarios de Claro en esos momentos. La telefonía fija y otros servicios funcionaron con normalidad”.  

Aunque según la compañía la interrupción del servicio, debido al alto tráfico de llamadas simultáneas fue de menos de una hora, algunos usuarios consultados indicaron que fue hasta una hora y media después del movimiento telúrico que se estabilizaron las líneas inalámbricas.

Claro reportó que el congestionamiento afectó parcialmente los servicios de voz y mensajería de texto en los departamentos de Managua, Masaya, Carazo, Granada y Rivas, manteniéndose el servicio con normalidad en el resto del país.

“Nuestra red celular está montada de tal manera que sea capaz de aguantar situaciones de alto tráfico de llamadas. La saturación generalmente se debe a los numerosos intentos de llamada que se realizan de manera consecutiva y que provoca la saturación de los canales e impide la conexión de la llamada.

Recomendamos a nuestros usuarios que cuando no se pueda realizar la conexión de la llamada, se debe esperar dos o tres minutos antes de volver a intentar la llamada”, afirmó Sansón a través del comunicado.

De acuerdo con la Gerencia de Comunicación de la compañía Telefónica Movistar, la “caída” de las telecomunicaciones es “normal”, porque debido a la eventualidad sísmica las personas intentan comunicarse de inmediato al mismo tiempo, por lo que la red se ve afectada por la saturación.

Aunque no especificaron qué zonas del país se vieron afectadas por la saturación, la Gerencia sostuvo que el problema no se registró a nivel nacional.