• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

La violenta sacudida sentida a las 8:42 de la mañana de ayer en gran parte del territorio nacional, fue la más fuerte en las últimas cuatro décadas, incluso superando con creces a la que borró del mapa a la capital del país el 23 de diciembre de 1972.

Hace casi 40 años, un sismo de poca magnitud pero de escasa profundidad y con epicentro en el norte de la ciudad, justo en las costas del lago Xolotlán, frente a la Planta Eléctrica Managua, destruyó Managua a las 00:35 de la medianoche.

Ese temblor de 6.5 grados Richter activó las fallas geológicas de Tiscapa, Chico Pelón, Los Bancos (dentro del viejo centro de la ciudad), además de las conocidas como la del Aeropuerto y la del Colegio Americano. Era la segunda vez en 41 años y poco más de ocho meses, que la capital era destruida por un terremoto.

A la 1:18 y 1:20 am, dos sismos consecutivos con intensidades superiores a los 5 grados Richter terminaron de derribar las viejas construcciones que no cayeron con la primera sacudida.

La cifra de muertos superó los 10,000 y los heridos 20.000. Más de 600 manzanas de casas y edificios quedaron en escombros (unas 50,000 construcciones) y más de 280,000 personas quedaron sin hogar.

El maremoto de 1992

Hace 20 años, el 2 de septiembre de 1992, un poderoso sismo de 7.6 grados escala Richter, que pocos percibieron en tierra y que los sismógrafos registraron a 10 km. de profundidad frente a las costas del Pacífico, generó un maremoto que cobró oficialmente la vida de 116 personas, aunque 68 más quedaron como desaparecidas.

Más de 1,300 edificios, entre casas y pequeños hoteles, fueron destruidos por las olas de cuatro a diez metros de altura que llegaron de noche a las costas, y 13,500 personas quedaron sin hogar.

El terremoto de Masaya

El siete de julio de 2000, los sismógrafos del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter, saltaron por una sacudida de 5.9 grados en la escala Richter, con epicentro en la Laguna de Apoyo.

Ese primer temblor de la 1:30 de la tarde desató un enjambre sísmico que derribó un buen número de viviendas en el Valle de la Laguna de Apoyo y en la ciudad de Masaya.

Al menos cinco personas murieron. Muchas antiguas iglesias y casas de adobe y tejas, de Catarina, San Juan de Oriente, Diriá, Diriomo, Nandasmo y Niquinohomo quedaron con daños en techos y paredes.

Sismo en El Salvador

Menos de cuatro años más tarde, un poderoso sismo estremeció el Pacífico nicaragüense sin causar daños ni víctimas, aunque sí escenas de pánico en la capital y en otras ciudades.

Era el sábado 13 de enero de 2004, y los mayores daños de esa sacudida de 7.6 grados Richter se sufrieron en El Salvador, donde un deslizamiento de tierra acabó con la vida de más de 1,200 personas.

Gran susto en la capital

Poco después, el nueve de octubre de ese mismo año, a las 3:26 de la tarde, un sismo de 6.3 grados Richter estremeció Managua y otras ciudades. Era el segundo temblor de mayor intensidad que se sentía en la capital, desde la sacudida de 1972.

El evento fue registrado por la red sísmica del Ineter, que ubicó su epicentro frente a El Astillero, en el Pacífico.

En las últimas dos semanas, los sismógrafos han estado activos, registrando el movimiento más relevante el 26 de agosto: un temblor de 6.8 grados frente al Pacífico nicaragüense.

Ayer, los sismógrafos nuevamente saltaron y con ellos los temores de los nicaragüenses que no olvidan la tragedia de hace casi 40 años. El movimiento de 7.6 Richter de intensidad, si bien fue mucho más fuerte que el de 1972, no provocó tanto daño debido a la lejanía de su epicentro, situado en la provincia de Nicoya, en Costa Rica.