•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La jueza Sexto Distrito Penal de Audiencia de la capital, Gertrudis Arias, deslindó responsabilidades por las nulidades que podría acarrear el estado de detención ilegal en que estuvo Bismarck Jirón Lira, el ciudadano a quien el Ministerio Público le imputa la presunta coautoría de cuatro delitos de narcoactividad.

“Este juzgado deslinda toda responsabilidad en torno a la detención ilegal del reo”, dijo la jueza Arias, quien reprendió al Ministerio Público y a la Policía por no haber presentado al reo ante su autoridad en el término de las 48 horas que la Ley establece.

Señaló que la acusación contra Jirón Lira, considerado un operario del Cártel del Valle de Colombia, fue presentada el viernes 31 de agosto a las 3:58 pm, y aunque ella esperó hasta las cuatro de la tarde del día siguiente --sábado 1 de septiembre--, la Policía no llevó al reo y tampoco el Ministerio Público compareció.

Arias señaló que aunque ella hizo el envío del reo para el lunes, y las autoridades de la Dirección de Auxilio Judicial, DAJ, lo presentaron, no se hizo la audiencia al presentarse el representante del Ministerio Público.

“La fiscal Matilde Villanueva no asumió el caso en la audiencia, porque dijo que debía hacerlo el fiscal de la unidad especializada”, indicó la judicial, quien a continuación se preguntó: “¿Tiene este juzgado que asumir las responsabilidades de otras instituciones y funcionarios?”.

En la parte final de su resolución, la jueza Arias aclaró que su decisión de deslindar responsabilidades en este caso de manera pública, es para dejar claro que no existe ningún vínculo o acuerdo entre ella y la parte favorecida --el reo-- con la orden de libertad que emitió a favor de este hace dos días, pero que ayer revocó al aceptar la acusación presentada por la Fiscalía.

A Jirón Lira, el Ministerio Público le imputa la presunta coautoría de los ilícitos de transporte internacional de estupefacientes, lavado de dinero, financiamiento ilícito de estupefacientes, crimen organizado, y la supuesta autoría del delito de portación ilegal de armas.

Por los mismos delitos de los cuales Jirón Lira es señalado como coautor, la Fiscalía acusa a Claudia Morales Cruz, a Alexis Valenzuela Palacios, y a los hermanos Leslie y Ulises Palacios, para quienes fue solicitada la orden de captura

Entre los acusados también está el hondureño Javier Rivera Maradiaga, conocido como “Cachiro”, quien era el encargado de entregar el dinero por la droga recibida en puntos ciegos de la frontera entre Nicaragua y Honduras.

De acuerdo con el escrito acusatorio, la Dirección Antidrogas de la Policía Nacional investigaba desde 2005 a la estructura jefeada por Jirón Lira, la que según la Policía se dedicaba a trasegar droga de Costa Rica a Honduras, y dinero proveniente del narcotráfico en la misma ruta pero en sentido contrario, utilizando Nicaragua como puente.

Al ser capturado Jirón Lira, el pasado 4 de agosto, en la Carretera Managua-Masaya, la Policía le incautó US$900,701.

Ayer, la jueza Arias, además de admitir la acusación y revocar la orden de libertad, impuso prisión preventiva a Jirón Lira por los próximos tres meses, ordenó la tramitación compleja del proceso a petición de la Fiscalía, y programó audiencia inicial para el 10 de septiembre.