•  |
  •  |
  • END

El presidente de la Cámara de Empresas Médicas Previsionales (CEM), Ismael Reyes, confirmó airado a EL NUEVO DIARIO que tienen una “relación” comercial con el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), en la que negocian para no perder.

Aunque reiteró que aun así no siempre les va bien, porque el INSS sólo les da cada mes 293 córdobas por cada asegurado, independientemente del número de veces que sea atendido. El pago se realiza los primeros diez días de cada mes.

El fin de semana pasado, expertos en seguridad social advirtieron a END que la atención que brindan las EMP, aparte de que no es regulada, es el resultado de una negociación con el INSS sobre cuánto puede pagarse por asegurado, cuánto puede y quiere pagar el INSS por cabeza, y hasta regatean.

Reyes detalló que anualmente suelen renovar sus contratos con el INSS para atender al 70 por ciento de los asegurados. Éstos, al 2007, se contabilizan en 476 mil 099 en el país. El 30 por ciento restante lo cubre el Ministerio de Salud (Minsa).

Recalcó que cada año “negociamos con el INSS, y eso es normal, porque tenemos que darle un valor a nuestros servicios para poder pagar a los médicos, para poder pagar los medicamentos, comprar y renovar equipos y no por eso vemos a los pacientes como una mercancía, a como dice en tono amarillista EL NUEVO DIARIO”.

Reciben más de C$ 97 millones
En esos términos, las EMP reciben un poco más de 97.6 millones de córdobas al mes, tomando en cuenta que cubren a 333 mil 269 trabajadores que cotizan en el INSS, y que por cabeza el INSS les pasa 293 córdobas al mes.

Las ganancias al final de año son de entre un 5 y 8 por ciento en algunos casos, según Reyes. “Porque no todas las EMP tienen ganancias, ya que hay EMP que tienen pocos asegurados y otras más. O sea, el negocio da una mínima utilidad cuando las empresas tienen más de 20 mil asegurados, sin embargo esa utilidad se reinvierte en la empresa, porque hay que comprar o reparar los equipos”, especificó.

Por otra parte, dijo que las EMP “no sólo cubren al asegurado. También atienden a su esposa y a sus hijos menores de 12 años que son reconocidos. Es decir, que si un hombre tiene tres mujeres y con todas tiene hijos en ese rango de edad y a todos reconoce, pues hay que atenderlos”, reiteró, tras precisar que en ese contexto atienden a más de 1.3 millones de personas.

Abusan, dice
Aparte de eso, los asegurados y beneficiarios “recurren a los servicios de salud hasta ocho veces al año, cuando según estudios internacionales, lo normal es que busquen servicios de salud cuatro veces por año, es decir, en Nicaragua se abusa, hay abuso de los trabajadores y éstas son cosas que hay que irlas diciendo”, destacó.

Pero esa no fue la única aclaración que brindó Reyes. Comentó que el nuevo contrato que suscribieron en abril pasado con el INSS no los favorece, porque la entidad quiere que las EMP cubran todas las enfermedades.

“Y no todas pueden: hay EMP pequeñas, unas tienen logística y otras no. Además (para eso) requerimos negociar el monto (por asegurado que reciben) y en eso estamos ahorita”, refirió.

El nuevo contrato establece en la tercera cláusula que las EMP brindarán a los asegurados y sus beneficiarios los servicios por enfermedad común, accidente común y maternidad con sus medicamentos.

Así como consultas médicas ambulatorias por médico general, consultas médicas ambulatorias por médicos especialistas, atención de emergencia, hospitalizaciones, procedimientos quirúrgicos ambulatorios y no ambulatorios, incluyendo suturas y catéteres, entre otros.

Más de la nueva canasta
El contrato también incluye diagnósticos de laboratorio, electroencefalografía, electromiografía, procedimientos de endoscopia, rayos X, ultrasonidos, prueba de papanicolau, mamografía, vacuna contra hepatitis B, al menos seis consultas anuales a pacientes diabéticos, consejería de planificación familiar, etc.

No incluye, sin embargo, procedimientos de odontología, cirugía plástica estética, anteojos o lentes de contacto, extracción de cálculos vías biliares por procedimientos endoscópicos, radioterapia y quimioterapia, hemodiálisis por insuficiencia renal crónica, prótesis valvular y cirugía de corazón abierto, transplantes, cirugía de columna vertebral, entre otros.

El empresario, por otra parte, recalcó una y otra vez que las 48 Empresas Médicas Previsionales (EMP), incluyendo las diez cerradas, operan legalmente en Nicaragua.

“La Ley Orgánica de Seguridad Social, de 1982, da potestad al INSS para transar (establecer) contratos, así que nosotros no somos los llamados a decir que eso es ilegal, en todo caso para eso están la Contraloría General de la República (CGR) y la Asamblea Nacional”, expuso.

El INSS no se pronunció al respecto. Reyes mencionó que por lo pronto siguen dando consultas a los trabajadores cotizantes como si atendieran al mismísimo Presidente de la República. Según él, con todas las de ley. Eso, mientras el INSS les de fecha para negociar el nuevo monto por asegurado.