•   Carazo, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Desde hace 15 años se construyó la terminal privada en la ciudad de Jinotepe, con el propósito de que se ubicaran todos los buses y microbuses que viajan hacia los diferentes departamentos de la IV Región, pero el progreso es poco con respecto a las ganancias que los propietarios obtienen por rentar los espacios a los transportistas y a los comerciantes que se ubican en los módulos de la terminal.

“En esta supuesta terminal el polvo nos afecta a los pasajeros, así mismo, cuando llueve, en la entrada y en la salida de la parada siempre hay lodo, además de eso, los servicios higiénicos siempre están sucios y les cobran a todos para poder ingresar a realizar sus necesidades. Esperamos que las autoridades competentes realicen una inspección en esta terminal, donde por todo cobran y ofrecen un deficiente servicio”, dijo la licenciada Blanca López Rodríguez, del Comité de Usuarios de Carazo.

Por su parte, Erick Morales, conductor de microbuses que cubren la ruta Jinotepe-Masaya, informó que sus buses “se deterioran al ingresar y salir de la terminal por el mal estado. Es cierto que pagamos C$15, pero esperamos que mejoren el servicio, ya que todos pagamos al día”, señaló el trabajador del volante.

Falta de agua potable

La joven Martha Ramos Cordero, estudiante universitaria, expresó su molestia a El Nuevo Diario.

“No sé cómo preparan los alimentos en este lugar, porque no hay agua potable, los baños son una cochinada, además de las vulgaridades que gritan los cobradores y conductores de los microbuses y buses; no existe un orden estipulado de salidas de los trasportistas, y el polvazal, además del lodo y de los charcos, persiste en verano y en invierno”, recalcó la estudiante.

“En esta terminal se ha realizado una inversión de más de US$10,000, porque es una terminal privada que lleva el nombre ‘Terminal Santiago de Desarrollo Intermunicipal S.A. (Deinsa)’. Aquí todos pagan por igual un canon de C$15 por ingreso, o sea, por día usado, y actualmente se le presta el servicio a 180 trasportistas de las rutas que viajan a la IV Región, pero la capacidad que se tiene en la terminal es para 260 unidades. Los módulos construidos son 28, los cuales se alquilan a US$55 mensuales, y a los vendedores ambulantes se les cobra una tarifa de entre C$5 y C$10 diario”, expresó el doctor Bosco Acosta, retirado del Ejército y administrador de la terminal.

Acosta dijo que, “efectivamente, se cobra por ocupar los servicios higiénicos, esto, para darles mantenimiento a los mismos, y los hemos mejorado”.

Más promesas

Acosta exteriorizó que “nuestro objetivo es reconstruir la terminal con una circunvalación y un adoquinado total del área de parqueo, y ofrecer una unidad de servicio integral y con calidad para los usuarios trasportistas y a los mismos pasajeros”.

A pesar del tiempo que tiene de funcionar la terminal, el administrador dijo que el monto de la ganancia era un dato de privacidad para la empresa, pero confirmó que arrastran déficits en sus cuentas.

Demasiada tolerancia de la Policía Nacional y el MTI

El parqueo constante de los microbuses y de los buses que viajan a la capital es usual en las afueras de la terminal, cuando la ley lo prohíbe, pero a vista y paciencia de las autoridades policiales y del MTI, los transportistas irrespetan las leyes, lo cual puede llevarlos a causar accidentes.

“Particularmente puedo insistir que hay demasiados, y que la posición de fuerza de los transportistas crea desorden e incomodidad para los pasajeros, ya que los trasportistas no pueden estar fuera de la terminal. Eso lo manda la ley, y (dejar que se estacionen de esa manera) es negligencia de la Policía Nacional y de las autoridades del MTI que no están cumpliendo con su función”, dijo el doctor.

Por su parte, el alcalde de Jinotepe, Óscar Tardencilla, dijo que “hay dos interesados para construir terminales privadas en Jinotepe, pero no desembolsan el dinero. Actualmente existe la terminal Santiago, pero en el presupuesto de la municipalidad no hay dinero para una construcción pública de una terminal”, manifestó Tardencilla.

Es importante mencionar que en el departamento de Carazo, solo esta terminal existe, ya que en los municipios de Diriamba, San Marcos, La Paz, Santa Teresa, La Conquista, Dolores y El Rosario, los transportistas aparcan sus unidades en las calles aledañas a los parques de las ciudades o en las avenidas centrales, interrumpiendo el paso del parqueo vehicular.