•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Expertos en Relaciones Internacionales, familiares, amigos y trabajadores de la Cancillería se despidieron este lunes del Dr. Alejandro Montiel Argüello, exministro de Relaciones Exteriores y asesor de Nicaragua para asuntos ante la Corte Internacional de Justicia, quien falleció el domingo.

El trabajó durante muchos años para diferentes administraciones del Estado de Nicaragua.

“Prácticamente toda su vida, hasta donde yo lo conocí, le trabajó al Estado de Nicaragua, en diferentes administraciones. Fue asesor de la Cancillería para el tema de La Haya. Era un hombre que venía todos los días a la Cancillería”, relató el Samuel Santos, Ministro de Relaciones Exteriores.

Santos consideró que el legado de Montiel es “un aporte sostenido, continuo y además profundo”. Señaló que era un profesional que conocía el campo en el que trabajaba, y lo catalogó como “asesor extraordinario” por el nivel de información que manejaba. “Un hombre de mucho respeto, con gran amor hacia Nicaragua”, añadió.

Agregó que al fallecer el doctor Montiel Argüello “deja amigos y gente que lo admiraba y respetaba”.

Según una nota de la Cancillería, Montiel ocupó el cargo de Canciller y Vicecanciller de la República, también representó a Nicaragua en las Misiones en Panamá, París y ante la Organización de las Naciones Unidas.

Con su fallecimiento deja “una extensa carrera jurídico-diplomática, como Presidente-Magistrado de la Corte Suprema de Justicia, y Juez de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Hereda un valioso legado de estudios, amplios conocimientos, humanismo y experiencias que quedan plasmados en innumerables obras de la literatura nacional, entre las que se destacan: El Índice de Jurisprudencia Civil Nicaragüense, en cinco tomos; Manual de Derecho Internacional Público, y Estudios Históricos, Jurídicos e Internacionales; textos que han servido de aporte valioso a generaciones de estudiantes y profesionales tanto de universidades nacionales como extranjeras”, destaca la nota de Cancillería.

Defensor de la soberanía

Para el experto en derecho internacional, Mauricio Herdocia, el doctor Alejandro Montiel Argüello fue en vida un defensor de la soberanía e integridad territorial de Nicaragua.

“Era un hombre de grandes conocimientos en materia de derecho internacional. Fue asesor de sucesivos gobiernos: del gobierno de la presidenta Violeta Barrios de Chamorro, del expresidente Arnoldo Alemán, de Enrique Bolaños, y del actual presidente Daniel Ortega. Siempre llegaba puntualmente al Ministerio de Relaciones Exteriores, y formó parte de la Comisión territorial que hemos venido trabajando a favor de los intereses territoriales del país”, dijo el experto en derecho internacional.

Herdocia manifiesta que el doctor Montiel Argüello era una memoria institucional de la diplomacia nacional, sobre todo en momentos en que a Nicaragua le correspondía enfrentar diversos conflictos territoriales e insulares ante la Corte Internacional de Justicia, CIJ.

“Don Alejandro ha marcado una huella profunda en defensa del suelo patrio y de sus espacios marítimos. Aportó en hechos históricos (retomó hechos) que afianzaban la posición de Nicaragua en casos como el diferendo territorial y marítimo con Colombia. Él representaba la posibilidad de recuperar hechos históricos que después fueron alegados ante la CIJ como argumento a la tesis nicaragüense de que el meridiano 82 nunca fue frontera marítima entre Nicaragua y Colombia”, dijo Herdocia.

Apasionado de la ley

Para el contralor de la República, Guillermo Argüello Poessy, Montiel Argüello (su tío) tenía pasión a la ley y la justicia y por tal motivo “a eso dedicó su vida”.

“Lo único que vi en él fue honestidad, trabajo, esfuerzo, lealtad y amor... sin ninguna duda, amor a su patria a la que supo defender”, dijo el contralor Argüello Poessy.

Poessy agregó que su tío vivía dedicado al estudio, y su mayor obra escrita “La Jurisprudencia Civil Nicaragüense” es referencia obligada, pues fue una obra que trabajó toda su vida.

“Creo que la sociedad nicaragüense ha perdido un verdadero valor. Me decían que hasta recientemente --a más de noventa años-- asistía a la Cancillería, y que llevó de cerca todos los juicios internacionales en que Nicaragua estuvo involucrada. Por eso creo que dejó un buen legado”, dijo Poessy.

El doctor Montiel Argüello fue velado en la iglesia San Francisco, en Bolonia, donde se hicieron presentes amigos y funcionarios de la Cancillería de la República. Hoy a las 9 de la mañana se le estará realizando misa de cuerpo presente en la misma iglesia, para posteriormente darle cristiana sepultura en el Cementerio General de la ciudad de Granada.