•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El acceso al agua potable, la educación y los servicios de salud de calidad son los principales retos como país, y, aún más, en aquellos municipios lejanos donde los fondos aún no son los suficientes para beneficiar a toda la población. La esperanza para las autoridades y la misma población es la ayuda que pueda brindar la cooperación internacional.

Estos ejes de acción son los que retomó el Gobierno de Japón en un proyecto denominado “Asistencia para Proyectos Comunitarios (APC)”, con el que pretenden apoyar a localidades lejanas y de bajos recursos para que ejecuten obras de progreso y desarrollo de sus pobladores.

En el marco de dicho proyecto, Japón donó a las municipalidades de Quilalí y Wiwilí --en el departamento de Nueva Segovia--, y Larreynaga y Santa Rosa del Peñón, en León, más de US$439,900 para que ejecuten obras que van desde mejoramiento del sistema de agua potable hasta construcción de nuevas aulas y puestos médicos.

El embajador de Japón en Nicaragua, Jiro Shibasaki, resaltó que “apoyar proyectos en el área de educación, agua potable y servicios básicos de salud es de prioridad para la cooperación japonesa en Nicaragua. A través de estos proyectos, mi pueblo desea estrechar aún más los lazos de solidaridad con el desarrollo socioeconómico de los nicaragüenses”.

Los fondos se distribuyeron de acuerdo con las necesidades y con el tipo de proyectos a ejecutar en cada localidad. En el caso de Quilalí, se prevé la construcción de un sistema de agua potable que abastezca toda la zona rural de ese municipio, para ello, la alcaldía contará con una partida de donación de US$106,405.

El alcalde de dicho municipio, Marvin Herrera, destacó que un 20% de la población no cuenta del todo con el servicio de agua potable

“Con este proyecto se van a beneficiar 98 familias de las comunidades de El Barro, Panalí y El Naranjo, que hasta ahora solo se abastecían de agua haciendo pozos brocales o excavados a mano con profundidades de 40 metros”, resaltó el edil.

Otros municipios beneficiados son: Larreynaga, con US$122,584, que se utilizarán para la construcción de aulas; Santa Rosa del Peñón, que a partir de 2013 tendrá puesto médico, en este se destinaron US$90,972.

En Wiwilí también se construirán aulas. Aquí la suma donada alcanzó los US$119,958. El edil de dicha localidad, Denis Quiñónez, indicó que el reto que seguirá pendiente es la mejora de los caminos rurales.