•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La niña con discapacidad que fue violada por tres policías en las inmediaciones de la casa del presidente Daniel Ortega, ha intentado suicidarse en dos ocasiones producto de las secuelas del suceso, reveló ayer la abogada del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, Wendy Flores, mientras representantes de diferentes movimientos de mujeres realizaron un plantón frente al edificio de la Policía en Plaza El Sol exigiendo justicia.

Miembros del Cenidh, el Movimiento contra el Abuso Sexual, Campaña 28 de Septiembre, Católicas por el Derecho a Decidir, Red de Mujeres Contra la Violencia, Ipas Centroamérica, Movimiento Autónomo de Mujeres de Nicaragua y de la coordinadora de Organismos No Gubernamentales que trabajan con la niñez, Codeen, se plantaron, con pancartas que contenían mensajes de repudio a las acciones que supuestamente cometieron los uniformados.

“Creemos que es urgente que ella (la niña) tenga asistencia psicológica, que haya un seguimiento más especial por el nivel de involucramiento, no solamente de los agentes del Estado, sino de la violación como tal, debe haber asistencia psicológica permanente para tratar de superar los estragos que ella ha vivido y se encuentra actualmente sufriendo”, consideró Flores.

¿Y la ampliación de las investigaciones?

El Nuevo Diario llamó a la Dirección de Relaciones Públicas de la Policía para solicitar la ampliación de las investigaciones en este caso, ya que el padre de la niña violada aseguró que ella señaló a cinco policías y a un vigilante como sus victimarios, pero la comisionada mayor Vilma González, segunda jefa de dicha área, se limitó a decir que las mismas están en poder de la Fiscalía, por lo que ya no pueden pronunciarse al respecto.

La semana pasada, la primera comisionada Aminta Granera, jefa de la Policía, dijo que estaba a la espera de los resultados de las pruebas de ADN practicadas en el Instituto de Medicina Legal para determinar si había más personas involucradas. Hasta el momento, tres oficiales están siendo enjuiciados.

La abogada Flores recordó que las Comisarías de la Mujer, Niñez y Adolescencia de la Policía, registraron el año pasado un total de 3,360 denuncias por violencia sexual, mientras que en el primer semestre de 2012, ya se contabilizan 1,873, de las cuales 1,050 son de víctimas menores de 14 años.

El Instituto de Medicina Legal, en el primer trimestre de este año, reporta 1,312 exámenes médicos forenses realizados, de los cuales el 51.4% fueron practicados a niños menores de 13 años.

Movimiento de mujeres cuestionan al sistema judicial

Las representantes de los diferentes movimientos de mujeres, niños y adolescentes se pronunciaron en contra del incremento de los delitos sexuales que afectan a las féminas y a los menores de edad, además, cuestionaron el hecho de que algunos funcionarios del sistema de justicia protegen a los abusadores y no a la víctima.

Señalaron dos casos: uno en Masaya y otro en Granada. En el primero un judicial se niega a procesar a un violador, supuestamente porque este es afiliado al partido de gobierno, y, en el segundo, el fiscal ha solicitado que se desestime la causa en contra de un violador reincidente.