•  |
  •  |

La Corte Centroamericana de Justicia (CCJ) dio lugar a la demanda por parte de la señora Maritza Lorena de Trinidad Prado contra el Estado de Nicaragua, en este caso al doctor Hernán Estrada Herdocia como procurador general de la República, por irrespeto a un fallo judicial e impedimento al incumplimiento del mismo, relacionado con una demanda laboral en contra de la empresa Concretos Prensados de Nicaragua (Coprenic).

Esto en base a los artículos 1, 3 y 22, inciso F y artículos  37, 38 y 40  del convenio del estatuto de la Corte Centroamericana  de Justicia (CCJ).

Por su parte el procurador Hernán Estrada Herdocia no se presentó,  ni tampoco ninguno de sus  representantes  por parte del Estado para hacer los alegatos de la defensa. Sin embargo se conoció que, según se había determinado anteriormente, la PGR señaló  que la empresa Coprenic era estatal  y que ésta era inembargable, e intentó  que fuese el Ministerio de Hacienda y Crédito Público la que determinara el pago.

En esa ocasión el Ministerio de Hacienda determinó que Coprenic, como una empresa con patrimonio propio, debía hacerse responsable del pago de la demanda, que es por un monto de un millón 155 mil 418 córdobas con 33 centavos.