•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Gobierno de El Salvador prohibió este miércoles la extracción, comercialización y consumo de varios moluscos, además de la importación desde Centroamérica, debido al fenómeno conocido como Marea Roja, que afecta sus aguas; mientras en Nicaragua el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter, a través del departamento de Recursos Hídricos, se encuentra atento por el fenómeno.

“A partir de este miércoles, y por tiempo indefinido, queda prohibida la extracción, comercialización y consumo de ostras, mejillones, almejas, caracoles marinos y abulones”, dijo a la prensa salvadoreña Víctor Torres, integrante de la Comisión Nacional de la Marea Roja (Conamar) de El Salvador.

La veda no incluye al curil o concha, curililla, casco de burro, pescado, cangrejo, camarones, langosta, calamares, ya que “por su tipo de alimentación están libres de contaminación, contrario a los productos vedados que, por ahora, contienen toxinas perjudiciales a la salud humana”, detalló en un comunicado el Ministerio de Medio Ambiente salvadoreño.

La ingesta de moluscos con alta concentración de algas tóxicas, puede producir intoxicación y hasta la muerte en casos extremos, según las autoridades. La veda será a nivel nacional.

Ineter pendiente del fenómeno

END buscó la tarde de ayer a autoridades del Ineter para conocer de expertos si el fenómeno natural podía ser una amenaza para las aguas nicaragüenses en el océano Pacífico, pero la jefa de prensa de esta institución, Karla Acosta, afirmó que el Ineter conoce del fenómeno en el vecino país y que estará al tanto de cualquier repercusión.

Mientras tanto, autoridades de la pesca en Chinandega aseguraron que no existe alerta de Marea Roja en el Golfo de Fonseca del lado nicaragüense, aunque permanecen en comunicación con sus homólogos de Honduras y de El Salvador.

Antonio Ramos, Secretario de la Federación de Pescadores Artesanales del Pacífico, que aglutina a 122 pescadores organizados en cinco cooperativas, dijo que “no sabemos nada acerca de Marea Roja, la notificación la recibiríamos del Instituto Nicaragüense de la Pesca y Acuicultura, si llega a ocurrir ese fenómeno”.

Mientras tanto, Leopoldo Reyes, delegado departamental del Inpesca en Chinandega, expresó que no existe alerta al respecto, y que son el Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales, Marena, y la Fuerza Naval, las instancias que confirmarán el fenómeno natural.

Las autoridades encargadas de la pesca en Nicaragua mantienen constante monitoreo del mar, para informar a los pescadores cualquier comportamiento anormal, y adoptar las medidas al respecto.

Presentación Rodríguez, delegado departamental del Marena, dijo que se reunió con el titular por la Ley de ese Ministerio, Roberto Araquistain, quien no le ha informado nada al respecto.

En abril del corriente año, Marena envió muestras de moluscos, agua y lodo a laboratorios del Ministerio de Salud, Minsa, a nivel central, ante una sospecha de Marea Roja, la cual resultó negativa.

Pescadores artesanales del Golfo de Fonseca observaron en ese entonces manchas rojizas en la costa, por lo que presumían que se trataba de Marea Roja, lo cual fue avisado a las autoridades protectoras del medio ambiente, que realizaron un recorrido por ese lugar.